Familiares y amigos despidieron al exseleccionado de fútbol Carlos Arellano

0
1154

Aporte. También destacó por su actividad comunitaria en la municipalidad.

CURICÓ. La semana pasada en el Parque Tutuquén se llevó a cabo el funeral del recordado jugador del Club Deportivo 21 de Mayo y San Francisco y seleccionado de fútbol de Curicó, Carlos Arellano Arellano (89 años), una figura que fuera símbolo del barrio San Francisco en las décadas de los 50 y 60 defendiendo los colores de su club y de Curicó en torneos locales y nacionales.

Carlos Arellano, más conocido en el fútbol curicano como “Cremaschi” Arellano, por su especial juego al estilo de Atilio Cremaschi, ídolo del fútbol chileno en los años 40 y 50, destacó en su puesto de defensa lo que le permitió integrar el cuadro de honor del 21 de Mayo en innumerables torneos oficiales del fútbol curicano y del Deportivo San Francisco del barrio franciscano, en los torneos particulares de fútbol en el Estadio de Carabineros, en las décadas de los 50 y 60 especialmente.

SU TRAYECTORIA

En sus inicios deportivos, destaca siendo muy joven, su participación en el cuadro de honor del club Deportivo 21 de Mayo en la inolvidable temporada 1950 del fútbol curicano, donde logran el título de campeón invicto del torneo oficial y de apertura de la Asociación de Fútbol Curicó.

Por la calidad y confianza que entregaba a los equipos en su trabajo defensivo, Carlos Ernesto Arellano fue integrante de los equipos del 21 de Mayo, campeón en varias temporadas y también fue nominado por diversos técnicos en los equipos titulares de la selección curicana, destacando en forma especial su actuación en los Torneos Nacionales 1959, 1961 y 1963 donde varios de los jugadores curicanos saltaron a equipos profesionales del fútbol chileno.

En el 2018, con motivo de los 100 años del Club Deportivo 21 de Mayo, la institución entregó su reconocimiento a la trayectoria de Carlos Arellano, reconociendo en él su calidad deportiva y su espíritu de colaboración hacia el equipo que defendió por toda una vida.

MUNICIPALIDAD

Aparte de su historial deportivo, Carlos Arellano es recordado por la comunidad curicana como un gran servidor público por muchos años, desde su puesto de funcionario en la Municipalidad de Curicó en la cual sirvió como conductor en la Dirección de Desarrollo Comunitario, Secretaría, Relaciones Públicas y Alcaldía, trabajando con diversos jefes comunales.

En el municipio se destacó por su actitud caballerosa y su espíritu de colaboración con las diversas actividades en las que le correspondió participar, recorriendo toda la comuna en su contacto con los dirigentes vecinales y de otras instituciones de la comunidad. Tuvo un trabajo muy estrecho con los programas de grandes eventos municipales, tanto recreativos como culturales, entre los que se cuentan los de aniversario de la ciudad, Fiesta de la Vendimia y otros, por lo que amplios sectores ciudadanos y de la propia municipalidad le recuerdan con especial cariño y respeto.