Poeta radicado en Curicó promueve libro

0
272
Alejandro Ardiles García se encuentra dando a conocer su libro en Curicó.

Alejandro García. Con apoyo de la Biblioteca “Tomás Guevara Silva” y la Corporación Cultural, está dando a conocer su publicación “Poesía y los fantasmas de la realidad”.

CURICÓ. Alejandro Ardiles García -cuyo seudónimo es Alejandro García- se encuentra dando a conocer su libro “Poesía y los fantasmas de la realidad”.
La publicación la realizó gracias a una editorial en España, lo que le ha permitido mostrar su primer trabajo no solamente en nuestro país.
Para ello, en promoción, está recibiendo apoyo de la Biblioteca “Tomás Guevara Silva” y la Corporación Cultural, ambas entidades de la Municipalidad de Curicó.

ESFUERZO
Alejandro dice que ha escrito desde que era niño. Nació en Arica y a los 10 años llegó a Curicó para quedarse.
Sus primeras aproximaciones a las letras las hizo “rayando murallas e improvisando versos en cuadernos”. A los 20 años comenzó a escribir, pero en forma anónima, usando un perfil en que resguardaba su identidad, tal vez por timidez o por la cautela de dar los primeros pasos en la magia de la escritura.
Poco a poco comenzó a recibir aliento de gente que le agradaban sus textos y se atrevió a golpear puertas para publicar. Pero no logró el objetivo. En Chile es difícil publicar.
“Mientras tanto me dediqué al trabajo. Fui temporero, bodeguero, etc., con mucho esfuerzo. Eso no significa que uno no pueda escribir”, confiesa.

APRENDER
Llevaba un año trabajando en su libro. “No sabía bien cómo definir el estilo de lo que estaba haciendo. Leí sobre Dalí, el surrealismo, lo onírico y allí se gestó el libro”, dice.
El poeta radicado en Curicó dio a través de redes con una editorial española, gracias a lo cual logró la publicación de su libro.
Hoy está en búsqueda. “Uno escribe, pero hay experiencias que deseo conocer, aprender de ellas”, acota Alejandro, que, gracias a la salida de su obra a la calle, ha logrado tomar contacto con poetas de otros países.

ELEMENTOS
En su libro Alejandro nos invita a visitar su imaginación, que descansa en los sueños, generando imágenes de serena locura. Hace comparaciones: “Porque me ahogo en una gota de agua/ Tan pequeña como el Universo”; hay imágenes espaciales: “Todo lo recto al final se curva”; rompe esquemas con un extraño romanticismo: “Nos besamos el año pasado tantas veces”; nos maravilla con frases como “El tiempo es una telaraña rota”.
En la poesía de este libro hay elementos que unen todos los versos: planetas, vientos, mariposas, soles, océanos, alas, luz.
Los poemas contenidos en este libro son pasadizos al subconsciente. Radiografías de sentimientos que no conocen límites. Se trata de factores que, justamente, los hacen especiales.
Alejandro Ardiles García nos invita así a dar, como dijo Gustavo Cerati, “Una vuelta por el Universo”.