Ejemplar canino de la PDI detecta droga oculta al interior de motor de camión

0
505
El fiscal Juan Pablo Araya, y el jefe de la Brigada Antinarcóticos de Curicó, Marcelo Rivero, en representación del Ministerio Público y de la PDI, respectivamente, dieron a conocer mayores antecedentes del citado decomiso.

Correspondía a una encomienda con destino a Curicó. Se ocultaron 19 paquetes de diferente tamaño, con el siguiente desglose: 15 kilos de marihuana y más de tres kilos de pasta base, arrojando un avalúo de 60 millones de pesos.

CURICÓ. Droga avaluada en más de 60 millones de pesos fue la que incautó personal de la Policía de Investigaciones (PDI) tras una diligencia que se llevó a cabo en una empresa de encomiendas. En específico, la droga estaba oculta al interior de un motor de camión, que fue enviado con destino a la ciudad de Curicó. Durante esta mañana, el fiscal Juan Pablo Araya, y el jefe de la Brigada Antinarcóticos de Curicó, Marcelo Rivero, en representación del Ministerio Público y de la PDI, respectivamente, dieron a conocer mayores antecedentes del citado decomiso, instancia donde un ejemplar canino tuvo un rol “más que clave” de cara a “descubrir” la ubicación de la droga.

DESGLOSE
Sobre el decomiso, se indicó que corresponden a 19 paquetes de diferente tamaño, que estaban al interior de un motor, con el siguiente desglose: 15 kilos de marihuana y más de tres kilos de pasta base. Se trataba de una encomienda que debía ser retirada en la oficina de la respectiva empresa, diligencia que se llevó a cabo el miércoles 8 de septiembre pasado. Seis días después, el trabajo efectuado por la Brianco de Curicó permitió concretar la detención de la, hasta ahora, única persona vinculada a tal hecho, quien, tras ser formalizado por el delito de tráfico de droga, permanece cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva. “Hay una investigación que está curso, tanto respecto al origen, tanto respecto a otros copartícipes”, señaló al respecto el fiscal Juan Pablo Araya. Sobre la fiscalización con “unidades caninas” que permitió “descubrir” la presencia de la aludida droga, el jefe de la Brianco de Curicó, Marcelo Rivero, recalcó que se trata de un trabajo que se realiza “de forma permanente” en diferentes empresas de encomienda.