Cómo darles una segunda vida a los plásticos de un solo uso

0
384

Responsabilidad con el medio ambiente. Empresa chilena enfrenta la problemática de los plásticos de un solo uso y busca convertirse en el epicentro del reciclaje en Chile, creando nuevos productos y dándole vida eterna a los desechos.

Chile es el país latinoamericano que genera más desechos plásticos de un solo uso. Con 51 kilos por habitante cada año, ocupa el puesto número 11 en un ranking compuesto por 100 naciones y que es liderado por Singapur con 76 kilos por persona, así lo advirtió The Plastic Waste Makers Index, elaborado por la asociación australiana Minderoo Foundation. La mayor parte de este plástico termina en vertederos, rellenos sanitarios o en nuestros mares y océanos.

En nuestro país se están tomando algunas medidas al respecto, como la aprobación de la Ley de Plásticos de un Solo Uso, la cual implica que desde febrero de 2022 se prohibirán los primeros productos como envases de poliestireno, bombillas y revolvedores, entre otros; normativa que se implementará por completo en agosto de 2024. En paralelo a esto, existen iniciativas verdes que combaten a diario la problemática de los desechos plásticos, como la empresa Bacuplast, que busca ser el epicentro del reciclaje en Chile.

Bacuplast reutiliza toneladas de plástico, creando nuevos productos y dándole vida eterna a los desechos, que son retirados de los más diversos rubros. “El llamado es a que las empresas traigan sus residuos, para que nosotros le demos una nueva vida”, señala Giovaninno Baselli Fernández, representante de la empresa.

PROCESO

En Bacuplast trabajan con el proceso de inyección de plástico, un método muy utilizado en la fabricación de piezas de gran consumo, que permite el moldeado de estas, a las que se le inyecta a presión un polímero que se suministra en gránulos. Este sistema ofrece múltiples ventajas, como un reducido costo, rapidez y obtención de un producto acabado que no requiere de más técnicas. Este proceso se puede realizar tanto con material nuevo, como con material reciclado. logrando darle una nueva vida a los desechos, la cual se puede extender por muchos años.

¿Qué productos se pueden fabricar? “Con este método es posible hacer todo lo que el cliente tenga en su cabeza y lo quiera materializar, pasando por productos de menajes, hasta novedosos artículos anti-Covid, que ayudan a evitar el contacto con algunas superficies. Con los desechos se pueden realizar artículos con la misma calidad que el plástico nuevo y las opciones son infinitas”, señala Giovaninno Baselli Fernández.

Para conocer más sobre este proceso, sus alternativas y artículos amigables con el medioambiente que se pueden realizar, puedes ingresar a www.bacuplast.cl.