Milagrosa salvada de familia que cayó a un barranco en Los Queñes

0
721
Carabineros está fiscalizando que nadie suba a la zona más peligrosa.

Cuatro personas involucradas. Conductora se precipitó a un barranco, de aproximadamente cinco metros de profundidad, a la altura del kilómetro 48 de la ruta J-55, en el sector conocido como “La Jaula”.

ROMERAL. Una historia, que no cuenta dos veces, vivió una conductora que se precipitó a un barranco, de aproximadamente cinco metros de profundidad, a la altura del kilómetro 48 de la ruta J-55, en el sector conocido como “La Jaula” de la localidad de Los Queñes.

La mujer, de 48 años, viajaba con su madre (71) y dos hijos (4 y 10), cuando perdió el control del vehículo, el cual volcó y no cayó más debido a que quedó enganchado en las ramas de algunos árboles.

A través de un llamado anónimo, funcionarios de Carabineros fueron alertados de la situación, ocurrida cerca de las 15:15 horas del domingo pasado, y llegaron al automóvil, el cual estaba sin sus ocupantes.

UN GRAN SUSTO

Por tal motivo, comenzó una angustiante búsqueda que terminó cuando recibieron otro llamado desde el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Romeral, donde llegaron las dos personas adultas y los dos menores que habían protagonizado el accidente.

En ese recinto asistencial, todos los afectados constataron solo lesiones leves, por lo cual todo quedó en un gran susto.

Trascendió que la familia afectada es de Concepción y que no conocían la ruta a la zona precordillerana de Romeral, la cual está suspendida a la altura del mirador de la empresa Bío-Bío porque aún el camino está inestable producto del último sistema frontal.