141 familias de Molina recibieron las llaves de sus nuevas viviendas

0
871

Sueño cumplido. Tras 11 años de espera y luego de superar una serie de dificultades, las familias ya comenzaron su nuevo proyecto de vida, al dejar de pagar arriendo o salir de la condición de allegados.

MOLINA. En una emotiva ceremonia, 141 familias de la comuna de Molina dejaron atrás su condición de arrendatarios o allegados, luego de recibir las llaves de sus nuevas viviendas en el conjunto habitacional “Valles de Molina V”, el que forma parte del programa DS-49 Fondo Solidario de Elección de Vivienda del Minvu.

Se trata de un comité que se conformó el año 2010 y que sistémicamente vio postergada la adjudicación del subsidio habitacional, tanto por la decisión de privilegiar a las familias damnificadas por el terremoto, como por las malas asesorías entregadas por las entidades intermediarias del proceso.

A ello se sumó una paralización de las obras tras una demanda por derechos de extracción minera, presentada por un particular en contra de la Constructora Nuevos Aires y del Serviu Maule, situación que provocó angustia en las familias, las que, sin embargo, rápidamente retomaron las confianzas al ver como se reanudaban los trabajos tras una serie de gestiones judiciales. Debido a todas estas dificultades, el proyecto fue considerado prioritario.

“Estamos muy contentos por llegar al final de una etapa que tuvo una serie de dificultades, pero que en conjunto pudimos solucionar en un tiempo breve. Esta es una obra que se complementa con hermosas instalaciones como juegos infantiles y sede social”, dijo Roberto González Olave, delegado provincial de Curicó.

“ESTAMOS FELICES”

La presidenta del comité habitacional agradeció la labor de las autoridades al apoyarlos y recomponer las confianzas en momentos muy complicados, especialmente después de la paralización temporal de las obras. “Por fin logramos el sueño de tantos años, gracias a Dios ya estamos con nuestras llaves en mano. Estamos felices, yo creo que no hay nadie que no esté contento hoy día”, destacó Jessica Cortinez.

Las viviendas constan de dos dormitorios, living-comedor, baño, cocina y la posibilidad de realizar una ampliación en una habitación. Como equipamiento adicional cuentan con sede social y juegos infantiles. Las familias que habitarán el nuevo conjunto son de la misma comuna, sectores aledaños y de áreas rurales.

La entrega de este conjunto refleja la efectividad de la política pública en materia habitacional, señalaron las autoridades del sector vivienda. “Es el comienzo de una nueva historia en sus vidas. Un proyecto que no estuvo libre de dificultades pero que concluimos de buena forma. El Ministerio de vivienda no ha detenido su labor y está en una nueva demostración de ello”, dijo Gonzalo Montero, seremi de Vivienda.

Por su parte, el director (s) de Serviu Maule, Claudio Daneck, destacó el sostenido incremento en la entrega de viviendas en la región. “En medio del estallido social y la crisis sanitaria hemos entregado cerca de 5 mil unidades habitacionales en la región, más una serie de proyectos urbanos de gran relevancia y trascendencia para las familias, lo que ciertamente representa un gran logro”.