Problemas de seguridad ciudadana preocupan a la junta vecinal Cardenal Silva Henríquez

0
355

Informaron la situación en la Delegación Provincial. Robos en locales, reparación de veredas, enjambres de cables  y alta velocidad vehicular preocupan a vecinos y comerciantes.

Curicó. Un serio problema de seguridad ciudadana dio a conocer ayer la junta vecinal Cardenal Silva Henríquez, que representa a los vecinos y comercio que se ubican entre las calles Yungay, O´Higgins, Camilo Henríquez y San Martín, sector céntrico donde aún existe gran cantidad de habitantes y donde funcionan diversos locales comerciales.

La presidenta de la junta vecinal Cardenal Silva Henríquez, Lucía Maldonado, dio a conocer a diario La Prensa que están pasando por momentos muy problemáticos con el aumento de la actividad delictual como los robos que afectan a numerosos locales comerciales.

La dirigente dijo que la vigilancia policial nocturna es prácticamente nula en el sector, por lo que la comunidad bastante numerosa de este antiguo y emblemático  barrio de la ciudad de Curicó no se siente protegida, por lo que existen numerosos reclamos de los vecinos.

VEREDAS Y ÁRBOLES

“Tenemos además muchos problemas con las veredas que se encuentran en un estado muy deficitario, materia donde nos han prometido desde el año 2013 que vamos a tener una pronta solución pero nunca pasa nada. A ello se suma la falta de poda de los árboles del sector que están tapando las luminarias públicas y que deja a los vecinos con escasa seguridad en su desplazamiento”, destacó la dirigente vecinal.

Lucía Maldonado también dijo que al igual que en otros lugares céntricos existe un verdadero “enjambre” de cables eléctricos de la CGE y otras compañías que mantienen tendidos en las calles y que pese a los reclamos de años no se ha dado ninguna solución debiendo los vecinos y gente que pasa por estos lugares ver un paisaje bastante deprimente que además contamina visualmente y que nadie hace nada. “Nuestra junta vecinal pasa a ser el living de la ciudad y sin embargo se ve sucio y descuidado”, denunció la presidenta vecinal.

RECLAMO VECINAL

Por su parte, el vecino y comerciante del sector, Miguel González, quien acompañó a la presidenta vecinal a informar de esta situación a la Delegación Presidencial Provincial (ex Gobernación), dijo a diario La Prensa que el problema más grave son los robos en un barrio cívico y hoy muy estudiantil con la incorporación de nuevos colegios como el Colegio San Agustín.

“Lo que más nos urge es una mayor presencia de Carabineros  en las noches y donde vecinos ya han sido robados dos veces, aparte que hay una cámara de televigilancia en O´Higgins que se encuentra en mal estado por lo que no presta ningún servicio de seguridad. Este elemental instrumento de televigilancia quedó en malas condiciones  después de un choque, hace un año y aún no se arregla” expresó el vecino y comerciante.

ALTAS VELOCIDADES

Señaló el vecino que pronto, una vez que se vuelva a cierta normalidad se van a sumar miles de estudiantes en el sector que van a estar desprotegidos y que era necesario ponerle hora atajo a la delincuencia y que a ello se debe agregar que las calles se están prestando para ser pistas de autos de carrera que se desplazan a altas velocidades. “He sincronizado el reloj con lo semáforos en tiempo real desde Manso de Velasco hasta O´Higgins y pude comprobar las velocidades lo que puede producir un accidente cuando hayan muchos estudiantes desplazándose, situación  que se va a lamentar y por lo cual el municipio curicano debe ahora poner mano a la obra para evitar los daños que se puedan producir”, terminó manifestando Miguel González.