Llaman a evitar desplazarse hacia el sector precordillerano de Romeral

0
481

Finalidad. El propósito es evitar accidentes a raíz de las complejidades del camino.

ROMERAL. Las autoridades provinciales han resuelto un nuevo cierre de la ruta J-55, a la altura del kilómetro 70, en el sector del mirador de la empresa Cementos Bío Bío. La medida se mantendrá hasta que se realicen los trabajos de reparación del camino por parte de la Dirección de Vialidad.

En ese sentido, funcionarios del retén fronterizo “Los Queñes” se encuentran realizando un masivo llamado preventivo a los conductores para evitar que se desplacen al sector cordillerano de la provincia, ya que a raíz de las últimas precipitaciones las condiciones del camino se encuentran inestables y podrían afectar las maniobras, generando un posible accidente de tránsito que afecte a los turistas.

Los efectivos iniciaron diversos llamados de alerta a la comunidad para que las familias no asciendan al sector cordillerano debido a las condiciones meteorológicas, sin embargo, igual el fin de semana pasado llegó un centenar de vehículos que de igual manera subieron hasta el mirador de Cementos Bío Bío, lugar donde Carabineros está realizando los controles.

“A NO ARRIESGARSE”

El comisario de la Tercera Comisaría de Teno, mayor Fernando Figueroa, indicó que la totalidad del personal se encuentra desarrollando un trabajo orientado en disminuir las negativas cifras de accidentabilidad registradas en la Región del Maule.

Ante los posibles deslizamientos de piedras y barro en el sector de Los Queñes, la autoridad policial señaló que “la prevención siempre será un factor importante si no queremos ser víctimas de un delito o accidente de tránsito, por lo mismo, quisimos llamar a los turistas que pretenden visitar el sector cordillerano, a no arriesgarse a subir y sufrir algún tipo de inconveniente que afecte el viaje recreativo”.

Los controles y focalizaciones se continuarán intensificando en distintos puntos de la comuna de Romeral y el sector de Los Queñes con el objetivo de advertir a los conductores y pasajeros, realizando un masivo llamado al autocuidado, evitando que las inclemencias del clima afecten los desplazamientos de las familias que visitan el lugar.