Proponen mesa público-privada por pésimo estado de caminos

0
498

Senadora Rincón y concejal Iceta. Autoridades dijeron que existen familias a las que les resulta imposible movilizarse durante el invierno.

CUREPTO. Virtualmente aislados viven cientos de familias rurales de Curepto como Hualmapu, Población, Rapilermo, Buenos Aires, El Ajial, Domulgo, Pumunul, Coipue y Estancilla, entre otros sectores, producto del pésimo estado de los caminos, producto tanto del tránsito de camiones con sobrecarga como de una mantención que solo incluye un reperfilado.

Así lo dieron a conocer la senadora por el Maule, Ximena Rincón, y el concejal de la comuna de Curepto, Orlando Iceta, quienes señalaron que la situación se torna crítica sobre todo en invierno, cuando la locomoción colectiva no puede transitar y deja sin conectividad a todos los vecinos y vecinas que no cuentan con vehículos de doble tracción.

Añadieron que en verano la situación mejora, pero sigue siendo deficitaria. Por esta razón, tanto la parlamentaria como el edil, propusieron el establecimiento de una mesa de trabajo en la que participen vecinos, el municipio, el Ministerio de Obras Públicas, el Gobierno Regional y representantes de las empresas forestales.

“Debe buscarse una solución pensando en las familias que viven en diversos sectores rurales de Curepto y también en que las actividades productivas se desarrollen adecuadamente. Para ello es vital el compromiso de todos los actores de avanzar y qué mejor que hacerlo en una mesa de trabajo público-privada, en que se avance para enfrentar las causas de este problema: uno, el paso de camiones con evidente sobrecarga y, dos, la necesidad de mejorar el trabajo de mantención que se realiza hasta el momento”, planteó la senadora Rincón.

Una posición similar manifestó el concejal Iceta, quien recalcó que la solución para las comunidades pasa por mejorar el trabajo de mantención de los caminos por parte del Ministerio de Obras Públicas y, también, por el compromiso de las empresas de no sobrecargar camiones, pues las consecuencias las pagan los vecinos. “Esperamos que se acoja nuestra propuesta, que es trabajar con todos los actores relevantes en este problema y construir soluciones que mejoren la calidad de vida de quienes viven en los sectores rurales de Curepto”, concluyó.