SML de Concepción encabeza pericias a cadáver de mujer abandonado hace años

0
441

Misterio. Una de las dudas más relevantes es esclarecer si hubo o no participación de terceros.

CURICÓ. Intensas diligencias realiza personal de la Brigada de Homicidios de la Policia de Investigaciones (PDI) de esta ciudad y funcionarios del Laboratorio de Criminalística de Talca también de la PDI para establecer de qué murió la persona de la tercera edad que fue hallada sin vida en su casa de calle Azapa, de la población Prosperidad, con una data de fallecimiento aún indeterminada.

Además, el fiscal jefe de Curicó, Miguel Gajardo, determinó que el cadáver sea enviado al Servicio Médico Legal (SML) de Concepción para realizar diversos peritajes. “Para los estudios tanatológicos de rigor, básicamente con antropólogos, especialistas dentales y también médicos que harán un trabajo multidisciplinario para determinar en primer lugar la identidad de esta mujer, su data de muerte y las causas que motivaron su deceso”, acotó.

No hay que olvidar que la tarde del domingo pasado funcionarios de Carabineros encontraron los restos de la mujer, quien estaba en evidente estado de descomposición. El macabro hecho quedó al descubierto luego que uno de sus nietos, de 21 años, se acercara a una unidad policial a estampar una denuncia por presunta desgracia.

INTERVENCIÓN DE TERCEROS

En tanto, el subcomisario de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI, Fernando Matus, indicó que hasta ahora la policía civil ha realizado varias pericias. “Se pudo entrevistar a testigos y familiares de la persona que vivía en ese lugar, pudiendo establecer que el cuerpo correspondería a una adulta mayor de entre 80 y 90 años, quien residía sola”, dijo. Además se inspeccionó el sitio del suceso y hubo una revisión externa del cuerpo, donde se comprobó una reducción esquelética, con data de muerte aún indeterminada.

Las diligencias en este caso están enfocadas en saber la data de muerte de la anciana y la causa de su deceso. En ese sentido, es clave determinar si hubo o no participación de terceros, pues con ese dato cambiaría totalmente el rumbo de la investigación. Independiente a ello, el propio subcomisario Matus señaló que “según el empadronamiento efectuado”, la data de muerte sería de “cuatro años”.

Vecinos del sector han asegurado, en forma anónima, que la hija de la persona fallecida cobraba la pensión de su padre y que la habían visto merodeando por la vivienda en todos estos años, pero solo por fuera, lo que ahora les parece muy sospechoso, antecedentes que la respectiva investigación permitirá establecer su real veracidad.