“El agua para el consumo humano debe ser un derecho prioritario”

0
421

Discurso en seminario “¿Cómo viene la temporada 2020-2021?”. Allendes también le propuso al Estado, a través del Ministerio de Agricultura, formar un convenio público privado para “bajar el consumo de agua de la agricultura del 73% actual a 60%, en un plazo de 10-15 años”.

SANTIAGO. Ante la presencia de la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga y más de 400 participantes vía streaming, el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Cristián Allendes, lideró el seminario ¿Cómo viene la temporada 2020-2021?

En su discurso, el líder gremial abordó los principales temas en que el sector tiene puesto el foco por estos días: TPP-11 y comercio exterior, escasez de trabajadores en el rubro, situación en La Araucanía, proceso Constituyente y sequía, siendo este último el de mayor preocupación.

“Hoy Chile está atravesando una de las mayores sequías de la historia. Sin embargo, cerca del 80% del agua disponible en los ríos se vierte al mar. Lo que falta es infraestructura necesaria para gestionarla”, dijo Allendes, destacando que “la magnitud de este desafío exige una fuerte colaboración público-privada”.

En ese contexto, el líder del agro le propuso al Estado, a través del Ministerio de Agricultura, “que en un convenio público privado, podamos bajar el consumo de agua de la agricultura del 73% actual a 60%, en un plazo de 10-15 años. Es decir, disminuir en casi dos veces lo que es el consumo humano actual de Chile y así poder tener seguridad ecológica y para la población”.

MINISTRA

Al respecto, la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, indicó que “el agua es uno de nuestros principales desafíos y el poder enfrentarlo de forma coordinada con el sector privado y la sociedad civil es la única forma de continuar adaptándonos a esta condición que dejó de ser una emergencia y pasó a ser estructural. Por eso, recibimos esta propuesta que es muy importante, nos vamos a sentar a trabajar para ver qué va a significar eso en cada una de las regiones, en cada uno de los rubros, para poder apoyar desde el ministerio de Agricultura y sus servicios, la realización de esto y, también, coordinarnos con el consejo científico asesor para poder promover medidas para avanzar”.

Allendes fue enfático en señalar que “ya han pasado más de 10 años desde que empezó la sequía en Chile y se ha hecho poco y nada. Es urgente empezar hoy con la técnica de desalación, aunque es agua más cara, es agua disponible. Si no lo hacemos ahora, en 10 años no tendremos agua”.

Asimismo, sostuvo que “las condiciones básicas para la vida son: agua y alimento. Por ello, en la próxima Constitución, el agua para el consumo humano debe ser un derecho prioritario, al igual que el derecho a la alimentación”.

COMERCIO

EXTERIOR Y TPP-11

Respecto al comercio exterior, Allendes sostuvo que es clave para el desarrollo de la agricultura y del país, ya que Chile depende de él, representando cerca del 60% de su PIB. En ese contexto, especificó que “la agricultura ha podido conquistar mercados exportando cerca de 18 mil millones de dólares anuales, gracias a los más de 30 acuerdos internacionales vigentes. Mientras otros países como Gran Bretaña aspiran a ser parte del TPP11, nosotros no estamos aprovechando las oportunidades que nos abre”.

“El TPP11 nos da nuevas y mejores oportunidades para los productos que ya exportamos y para los más de tres mil productos, de los cuales mil 600 son agrícolas, forestales y pesqueros”, añadió Allendes.

OTROS DESAFÍOS

Frente a la escasez de trabajadores en el agro e informalidad laboral, Allendes valoró las iniciativas que está trabajando el Gobierno para buscar solución al problema.  Sin embargo, destacó que “debemos seguir generando condiciones e incentivos para que nuestros compatriotas e inmigrantes vean en el campo una excelente oportunidad de desarrollo laboral”.

Por otra parte, el presidente del gremio recalcó su preocupación permanente por la situación que se vive en la macrozona sur. “No nos cansaremos de repetir que los agricultores, productores, emprendedores, como todo chileno, necesitan trabajar sin violencia, sin usurpación de sus predios, sin quemas de sus máquinas y casas, sin extorsiones, sin amenazas a su integridad física y a la de sus familiares y colaboradores. Se trata de violencia y terrorismo que se escudan en la causa mapuche”, afirmó.

Respecto de la Convención Constitucional, Allendes dijo que si bien “el inicio no ha sido poco auspicioso”, para la SNA el proceso “es una oportunidad de encuentro, de descubrir que nuestras coincidencias son mucho mayores que nuestras diferencias, que debiéramos ser capaces de ponernos de acuerdo”.