Sputnik V: ISP la autoriza siendo la sexta vacuna aprobada en Chile

0
210

SANTIAGO. El Instituto de Salud Pública (ISP), decidió aprobar con cinco votos a favor, dos abstenciones y un rechazo, el uso de emergencia de la vacuna Sputnik V, lo que la convierte en la sexta herramienta de inmunización contra el Covid-19 autorizada en Chile.

La vacuna del laboratorio ruso Gamaleya fue aprobada para su uso en mayores de 18 años, pero no en embarazadas, mujeres en período de lactancia, ni personas con problemas inmunes ya que no se han realizado estudios clínicos sobre estas poblaciones.

El director (s) del ISP, Heriberto García, dijo desde hace más de dos meses que se estaban revisando y evaluando los antecedentes de esta vacuna.

Ya en septiembre de 2020, el Ministerio de Ciencia, a través de su Consejo Asesor de Vacunas, había mostrado interés en esta vacuna cuando participó en una videoconferencia con los representantes de los ministerios rusos a cargo del desarrollo y comercialización de Sputnik V. Lo que buscaba la cartera en esa oportunidad era conseguir la realización de ensayos clínicos en Chile y evaluar la tecnología que se estaba desarrollando.

¿Cómo funciona? Esta vacuna utiliza dos adenovirus humanos modificados que en su interior lleva consigo un gen que codifica la proteína Spike o S del nuevo Coronavirus. En la primera dosis se utiliza un adenovirus que actúa como vehículo de la proteína y en la segunda otro. A la fecha, los estudios muestran una eficacia superior al 90%.

Respecto de su almacenamiento, solo necesita una refrigeración similar a la mayoría de las vacunas (entre 2 y 8°C).

Los efectos adversos reportados en la población que ya se está vacunando con ella, como México y Argentina, son menores y hasta ahora no se han registrados notificaciones de preocupación.

Según los antecedentes presentados para su aprobación, más del 99% de los eventos reportados por quienes fueron inoculados en el estudio clínico con esta vacuna, se clasificaron como leves y moderados (no serios), mientras que el evento reportado con mayor frecuencia fueron síntomas similares a un cuadro de resfrío común. Estos efectos adversos, se presentaron el primer o segundo día tras la inmunización y, generalmente, disminuyeron dentro de los tres días siguientes.