“Era mi deseo, mi proyecto y mi proceso”

0
707
Martín Palermo viviría sus últimos días al mando de Curicó Unido. (Archivo diario La Prensa)

Adiós. Sin confirmarlo abiertamente, el técnico de Curicó Unido, Martín Palermo, evidenció el término de su relación con el club. Los magros resultados parecieran no sostener la idea de proyectar a jugadores jóvenes de casa, aunque la palabra final la tendría la directiva, señaló.

CURICÓ. “La dirigencia debe decidir si ellos quieren sostener el proyecto o no, esa es la realidad, los proyectos y los procesos no tienen resultados inmediatos, pero el fútbol a veces es muy resultadista y no se llega a alcanzar lo que se busca, si se busca crecer eso no será de un día para otro y hay que pasar por ciertos momentos para que los resultados de ese proceso sean considerables”, comenzó diciendo Palermo en lo que parecía su adiós.

“Soy el que propuse junto a la dirigencia de involucrarme en este proceso donde las bases importantes para el club son los juveniles y es lo que termina reflejándose en cancha”. acentuando su labor con los canteranos y que demostró notoriamente esta temporada.

EN PASADO

“A veces los procesos para sostenerse necesitan que estemos todos involucrados y convencidos. Creer que hoy se puede medir ante los grandes equipos, pensar en títulos y en copas internacionales creo que no es el camino, debe haber un proceso y los resultados no son inmediatos, nuestro fútbol en Sudamérica es resultadista y a veces no alcanza”, agregó el DT, quien señaló a la vez que la proyección de juveniles “es lo que planteamos desde mi llegada, cuál era mi idea y metodología de trabajo, sería mentiroso de mi parte, por mi nombre y trayectoria llegar acá y decir que vamos a salir campeones o vamos a entrar en copas internacionales, estaría mintiéndoles, pero sí tenía claro el cambio que debía haber en este inicio en relación al plantel de jugadores, dando lugar a chicos que el día de mañana van a estar consagrándose o puedan tener lugar en un primer equipo y darán sus frutos”, señaló cabizbajo por llevar a cuestas ocho partidos sin ganar en el torneo 2021 y con un pésimo cierre del campeonato pasado donde el equipo terminó en la última fecha zafando del descenso.

“Seguramente, más allá del torneo pasado a consecuencia de los malos resultados y no entrar a una copa, nadie aseguraba que se iba a mantener los resultados, el club debe definir sus pretensiones, sus deseos en el crecimiento. Si es la necesidad de resultados ya, hoy no se consigue, pero es mi manera de trabajar y proyectarme en los equipos que tienen la idea de crecer; Curicó hace 4 años que está en Primera División y no se puede cambiar todos los años planteles, entrenadores y jugadores, el día de mañana ojalá se pueda ver en el equipo seis o siete jugadores nacidos en el club, ese era mi deseo, mi proyecto y mi proceso a trabajar”.

CANTERANOS CONSOLIDADOS

“Es lo que uno desea a futuro, que se vean consolidados en el equipo, ellos han crecido y han empezado su carrera en el club y esa es la satisfacción que debe sentir el hincha, en 2 o 3 años, puede haber más que ya están trabajando con otra preparación que es lo que estamos llevando adelante y es la tranquilidad que me da. Los chicos van evolucionando, se les han dado las herramientas para crecer y progresar, siempre fue ese mi mensaje” agregó Palermo nuevamente refiriéndose en pasado.

“Se lo que es vivir un descenso, se lo que se sufre, pero la realidad es que acá si no se acompañan los procesos y proyectos, van a estar constantemente en ese ida y vuelta de no saber en qué momento el club y el equipo se vaya a consolidar en Primera División. El creer que hoy Curicó pueda competir contra los equipos grandes es una gran equivocación, para eso hay que trabajar mucho”.

Respecto a su deseo futuro hacia el club, señaló: “Deseo en los años futuros, después de este paso mío por Curicó, que se vea reflejado que la idea que uno intentó proyectar a cabo dé sus frutos a futuro, así se verá privilegiado el técnico o los jugadores que les toque y ustedes disfrutarán como hinchas, y uno desde la lejanía se vea parte de estos logros, uno vino acá no a mentir ni a decir que por historia y mi nombre venía a conseguir copas y mentiras, venía a hacer mi trabajo, a proyectar en base a un proceso donde los resultados a largo plazo se verían reflejados con el tiempo”.

DOCE CANTERANOS

“Agradecer a todos y mi futuro ahora es hablar con los dirigentes y después ellos lo comunicarán”, cerró categórico el ‘Titán’ Martín Palermo, quien en las nueve fechas disputadas ha dado minutos en cancha a canteranos como Felipe Ortiz, Nicolás Núñez, Ronny Albornoz, Gabriel Harding, Joaquín González, Jorge Catejo, Diego Urzúa y Cristian Bustamante, además del ya consolidado Franco Bechtholdt. Del mismo modo en las citaciones en banca sin jugar han aparecido Carlos Herrera, Leonardo Angulo y Thomás Vergara. Mayoría de nombres locales en segundo plano, provenientes de la Sub-20 curicana y que de la mano de Palermo lograron un espacio en cancha o al menos en el banco de suplentes, fomentando el sueño de llegar a ser futbolistas profesionales.