Funcionarios del hospital de Talca evidencian frustración por desacato comunitario a medidas contra el Coronavirus

0
451

Preocupaciones. Se suman temor a contagiar a familiares y discriminación de la sociedad, por el solo hecho de trabajar en un recinto médico.

Talca. Dado el contexto de la pandemia, funcionarios y funcionarias del Hospital regional de Talca han evidenciado problemas de salud mental, que han obligado a aumentar las atenciones psicológicas para brindarles contención.

La psicóloga clínica del Subdepartamento de Salud Laboral, Elizabeth Cornejo, explicó que las principales preocupaciones que existe en el personal es el riesgo de contagio, contagiar a sus familiares, discriminación de la sociedad por el solo hecho de trabajar en un recinto médico y frustración por el desacato patente a las medidas preventivas por parte de la comunidad, siendo esta última la más comentada a nivel de todos los estamentos. 

En este sentido, el director del hospital, Osvaldo Acevedo, señaló que “la mayor riqueza que tenemos son los funcionarios y hemos tratado de acompañarlos, de ayudarlos, de brindarles atención psicológica, especialmente a quienes lo requieren, porque esto ha sido muy duro para todos nosotros”. 

El directivo, si bien agradeció el apoyo recibido de la comunidad, lamentó que existan personas que piensen que la pandemia ya pasó. “Es lamentable para nosotros eso, porque la comunidad hospitalaria siente muchas veces que la gente no se cuida como debiera cuidarse, entonces, tenemos sentimientos encontrados, porque nos sacrificamos día a día como hospital y nos da pena cuando la comunidad no sigue las medidas preventivas”.

PREOCUPACIONES 

Por su lado, la psicóloga clínica contextualizó en cuanto a sus atenciones que los funcionarios todos los días se ven enfrentados a diversas presiones en su ámbito laboral, como el alto riesgo de contagio. “Muchos de ellos, incluso, han tenido pérdida de contacto con sus familias con el objetivo de poder prevenir contagiar a sus seres queridos, tenemos funcionarias que han dejado a sus hijos a cargo de su madre, de hermanas. Eso ha generado aislamiento, agotamiento físico y mental”. 

La profesional especificó que hay un sobresfuerzo por combatir la pandemia, con repetición de turnos, “lo que ha generado mucha frustración también, porque en la calle ven personas que hacen su vida normal, sin utilización de elementos de protección personal y distanciamiento social, entonces eso genera muchas emociones displacenteras, como frustración, que es una de las más presente en ellos”. 

Su dupla, el psicólogo clínico Javier Rojas, se refirió en tanto a episodios de discriminación que han vivido algunos funcionarios. “Eso es lamentable, porque cuando ocurren emergencias son las primeras personas que están dispuestas a prestar servicios, sus recursos, su energía, su tiempo, en poder salvaguardar la vida de las personas. Entonces, es una situación que también la sociedad pudiese responder de una forma más positiva a estas personas que están dando su vida, incluso, para poder apoyar y resguardar la vida de otras”. 

En cuanto a los cuadros de salud mental manifestados por funcionarios en terapia, apuntó que hay estrés, desgaste psicológico y físico, ansiedad, crisis de pánico, crisis de angustia, entre otros.

“Hay funcionarios que con cinco o seis sesiones consecutivas andan súper bien, y hay otros que tardan un poquito más de tiempo. Incluso en la atención propiamente tal con el médico, se les ha otorgado licencia médica porque no están en condiciones para poder seguir trabajando”, indicó la psicóloga. 

OFERTA 

Cabe señalar que el HRT, en su preocupación por el bienestar de sus funcionarios, duplicó las horas de atención psicológica disponibles para este año. 

Además, “como Departa-mento de Salud Laboral estamos comprometidos tanto con las atenciones individuales como con la de tipo colectivo, donde no solo queremos tratar ciertas patologías, sino que también poder prevenirlas, entonces hay un motor de promoción de salud. Actualmente, realizamos un diagnóstico de salud mental en la UPC (Unidad Paciente Crítico Adulto) y pronto comenzaremos con el plan piloto de intervención, un programa de reducción de estrés, donde esperamos intervenir en el plazo de un mes a 40 personas, en un entrenamiento basado en la reducción del estrés”. Pronto esperamos intervenir la Unidad de Emergencia Hospitalaria y finalmente medicina, señaló el psicólogo clínico Javier Rojas. 

Por último, su colega reforzó que es muy positivo que los trabajadores consulten a un especialista de sentirse agobiados. “Hay que señalar que estamos en una cultura en la cual a la gente le cuesta pedir ayuda, a diferencia de los países más desarrollados donde es súper común asistir al psicólogo a modo de prevención. Acá generalmente la gente consulta cuando ya presenta cuadros, ir al psicólogo está súper estigmatizado y yo creo que esas barreras hoy día han sido derribadas en el hospital”, sostuvo Elizabeth Cornejo.