Oportunidad histórica

0
484
Editorial

Este sábado comenzó en Chile un proceso de elecciones histórico, unas megaelecciones dicen algunos.

Y esto no solo porque por primera vez se realiza en dos jornadas, sino que también se adquiere relevancia por los representantes que se elegirán.

Además de la elección de alcaldes y concejales, en esta oportunidad se elige por primera vez a quien será el gobernador o gobernadora regional, quien presidirá el Consejo Regional y tendrá entre sus tareas la coordinación, supervigilancia o fiscalización de los servicios públicos que dependen o se relacionen con el Gobierno Regional.

También podrá asignar recursos de los programas de inversión regional, así como de los programas de inversión sectorial de asignación regional.

Por otro lado, su rol es autónomo y puede formular políticas de desarrollo de la región y someterlas a la aprobación del Consejo Regional. Y, muy importante: no tiene el deber de informar al Presidente de la República acerca de sus funciones.

Pero durante este fin de semana también se elegirán a los 155 convencionales constituyentes, que estarán a cargo de elaborar un nuevo texto constitucional, luego del acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución firmada el 15 de noviembre de 2019.

Como ven, esta es una oportunidad histórica de participación en las elecciones de personas que tendrán en sus manos grandes responsabilidades.

El plebiscito de octubre pasado marcó una alta participación y es de esperar que durante este fin de semana, cuando los chilenos tienen dos días para emitir sus votos, concurran aún más personas a los recintos habilitados, pues sería realmente penoso para el país que ahora, cuando las personas tienen la posibilidad de elegir a quienes efectivamente tendrán que escribir la nueva Constitución, muchos se resten de participar en este proceso.

Es preciso recordar que en la Región del Maule se elegirán: un gobernador regional, 30 alcaldes, 11 convencionales constituyentes y 188 concejales.

No pierda su derecho, no pierda la oportunidad de participar en un procesos eleccionario inédito y también histórico para Chile.