Cabo atropellado en Curicó: revocan arraigo que pesaba sobre chofer de jeep del Ejército

0
675
Cabe recordar que, a raíz del accidente, un cabo del Ejército de 27 años perdió sus extremidades inferiores. El joven actualmente se encuentra internado en Santiago.

Ahora ya no pesan medidas cautelares en su contra. Tras dicha resolución, solo la conductora del vehículo particular que atropelló al cabo Brayan Castillo Salgado, se mantiene con arraigo nacional. 

TALCA/CURICÓ. La Corte de Apelaciones de Talca revocó el arraigo nacional que pesaba sobre el chofer del Ejército, que fue formalizado en el contexto de la investigación por el atropello del cabo Brayan Castillo Salgado (27), accidente que le costó ambas piernas a la víctima. De esta manera, el tribunal de alzada talquino revocó lo resuelto por el Juzgado de Garantía de Curicó el 9 de enero pasado, y dejó al chofer militar, Luis Ahumada Gajardo, sin medidas cautelares.

“De los antecedentes hasta ahora allegados a la investigación, no existen elementos de juicio suficientes para imponer alguna medida cautelar personal en contra del imputado”, señala el respectivo fallo de la corte. “Se revoca, en su parte apelada, la resolución dictada en audiencia de 9 de enero del año en curso, inserta en la carpeta virtual (…) del Juzgado de Garantía de Curicó, que decretó la medida cautelar personal de arraigo nacional respecto del imputado (…) y, en su lugar, se deja sin efecto la medida cautelar antes indicada”, agrega el documento.

Tras dicha resolución, solo la conductora del vehículo particular que atropelló al cabo se mantiene con arraigo nacional. Cabe recordar que tanto ella (Nicole Orellana Vidal), como el chofer del jeep militar fueron imputados por cuasidelito de lesiones graves.

ANTECEDENTES

Según antecedentes dados a conocer durante la correspondiente formalización por la Fiscalía, “el 8 de enero del 2021 a las 22:10 horas en calle Ángel Lobos frente al condominio El Remanso de Zapallar de Curicó, personal del Ejército se movilizaba en un jeep militar procediendo a detenerse en la calzada, con el fin de fiscalizar a un grupo de personas que se encontraba en la vía pública”. 

Fue en tal contexto donde “el imputado Luis Ahumada Gajardo, chofer del móvil militar, detiene el vehículo y la víctima Brayan Castillo Salgado procede a instalarse en la parte trasera del jeep, situación que no es advertida por la conductora Nicole Orellana Vidal que se desplazaba en dirección norte a sur por la misma calle, sin estar atenta a las condiciones del tránsito impactando con su vehículo a la víctima y presionándolo contra el vehículo militar”. A raíz de ello, la víctima resultó con lesiones de carácter grave, las cuales específicamente derivaron en la amputación de sus extremidades inferiores.