En libertad quedó mujer que protagonizó trágico accidente

0
625
En la audiencia se determino la medida cautelar de arraigo nacional, tanto para la imputada como para el conductor del vehículo militar.

En el sector de Zapallar, Curicó. En la audiencia se determinó que la imputada quedara solamente con la medida cautelar de arraigo nacional.

CURICÓ. En libertad, pero sometida a la prohibición de salir del país quedó la conductora de una camioneta, que en la noche del viernes atropelló, con gravísimas consecuencias,  a un soldado que participaba en un control de toque de queda en la zona oriente de Curicó. 

Con la misma medida cautelar quedó el chofer del jeep militar, involucrado en el hecho, a quien también se imputó presunta responsabilidad en el accidente.

La mujer participante, identificada como Nicold Orellana Vidal, de 44 años de edad, avanzaba en su camioneta, de norte a sur, por la calle Ángel Lago, en las inmediaciones del Condominio Remansos de Zapallar, según relató el fiscal (s) Enrique Fernández, quien añadió que la mujer “no habría estado atenta a la condiciones del tránsito”, provocando el atropello y en consecuencia la amputación de las piernas, del cabo segundo  de Ejército”, Alexis Brayan Castillo Salgado (26).

TOQUE DE QUEDA

Recordar que a eso de las 22:10 horas, este soldado, domiciliado en el sector Sol de Septiembre de Curicó, integrante del Regimiento Nº 16  “Talca”, acababa de bajar del jeep militar, para junto a los compañeros de patrulla, desarrollar un control de toque de queda a dos ciclistas que transitaban por el lugar.

Castillo Salgado, por protocolo militar, se había instalado tras el jeep, siendo embestido sorpresivamente por la camioneta guiada por Nicold Orellana, resultando el soldado con lesiones de extrema gravedad y de riesgo vital, que obligaron a su urgente traslado el Hospital de Curicó, donde ambas piernas resultaron amputadas, tras una compleja intervención quirúrgica.

AMBOS CONDUCTORES

Tanto la conductora de la camioneta, como el chofer del jeep militar en la mañana del este sábado fueron sometidos a la audiencia de control de detención, en la que el fiscal Enrique Fernández formalizó cargos criminales contra ambos, como presuntos autores del cuasidelito de lesiones graves, gravísimas.

“Personal de la SIAT que trabajó en el lugar pudo concluir que la responsabilidad en este accidente era tanto, del conductor del vehículo militar, como también el conductor del vehículo particular”, dijo el fiscal argumentando que toda vez que el primero “se detiene en la calzada a efectuar un control a personas que estaba en la vía pública en horario de toque de queda, sin embargo el vehículo queda en medio de la calzada”.

Por su parte la conductora “no estaba atenta a las condiciones del tránsito, procediendo a colisionar y atropellar al funcionario militar, aprisionándolo contra el vehículo militar y a raíz de esto, este resulta con sus extremidades amputadas. En virtud de todo esto, en que existen responsabilidades de ambos conductores, se procedió  a pasar a ambos a control de detención”, añadió el profesional del Ministerio Público.

EN LIBERTAD Y CAUTELARES

El tribunal acogió los argumentos de la formalización contra ambos conductores, decretando la medida cautelar de arraigo nacional, es decir, prohibición para salir del país. En tanto el plazo de cierre de investigación fue fijado en seis meses.

Por su parte el Ejército de Chile una vez que conoció el resultado de esta audiencia emitió un comunicado, en que califica como “incomprensible que se hayan dispuesto medidas cautelares contra el conductor del vehículo militar, en circunstancias que su vehículo se encontraba detenido, fue chocado por detrás y el CB2 Castillo atropellado en la calzada por el vehículo particular”

ACCIONES LEGALES

Por esta razón, el Ejército anunció que “se ejercerán todas las acciones legales para establecer su total inocencia en este lamentable hecho, otorgando a dicho funcionario la defensa jurídica que le corresponde en calidad de tal, al ocurrir mientras se encontraba en acto de servicio”.

En el mismo comunicado se añade que “el Ejército de Chile se encuentra prestando toda la colaboración y apoyo a la familia del CB2 Castillo, quien aún se mantiene en estado crítico, por lo cual se evalúa su traslado hasta el Hospital Militar de Santiago”.