Miguel Villarroel: “Busco que mis tatuajes sean únicos”

0
662
Desde hace 10 años que Miguel Villarroel se dedica al oficio de tatuador, el que va de la mano de su amor por la pintura.

Creaciones individuales. El artista prepara una muestra pictórica, que podría concretarse a fines de mayo.

CURICÓ. Desde hace diez años que Miguel Villarroel se formó en el oficio de tatuador, el que comparte con la disciplina de la pintura. Ambos aprendizajes quedarán plasmados en una exposición que realizará a fines de este mes. “Siempre me ha gustado el dibujo y la pintura. Y tras relacionarme con personas que hacían tatuajes, surgió el interés por aprender este oficio”, planteó Villarroel, quien mencionó que con Sofía Aguayo, su esposa, empezaron a trabajar en este. “He laborado en distintos estudios de tatuaje. Y nos hemos ido moviendo en diversos lugares de la comuna y del Maule”, aseveró. Además Miguel ha realizado algunas muestras en la comuna de Curicó. Una de las cuales se desarrolló en un estudio que funcionaba en calle Chacabuco, cerca de la Iglesia La Merced. Y tiene planificado desarrollar una nueva exposición a fines de este mes. El lugar no ha sido definido. “En esta oportunidad, quiero mostrar ideas de tatuajes en la espalda, las que han quedado plasmadas en pinturas con acuarela”, precisó. “Mi trabajo se inspira en el tatuaje japonés. Para lo cual me he dedicado a estudiar esta línea gráfica, que se basa en la cultura oriental y cuyos diseños fluyen en el cuerpo”, expresó. La idea es itinerar con esta muestra por distintas regiones del país. Y además, educar a la comunidad en torno al oficio de tatuador. “No solo es tomar un dibujo por internet y llevarlo a la piel, sino que también se pueden confeccionar pinturas y cerámicas”, precisó Villarroel, quien reconoció que ha costado que la comunidad curicana entienda esta idea. “Por eso, es importante informar a la ciudadanía sobre el trabajo que desarrollamos”, enfatizó.

Para el artista, es prioritario que los diseños de tatuajes sean únicos.

PROFESIONALIZACIÓN
Sofía, su señora, ha jugado un papel fundamental en el aprendizaje de este oficio. “Ella tenía experiencia en este rubro y comenzamos a formarnos juntos. Y además a adquirir los materiales para ejercer esta labor”, aclaró Miguel, quien enfatizó en el profundo amor por su señora e hijo. Y por esa razón, busca profesionalizarse cada vez más en este trabajo y eliminar aquellos tabúes en torno a este. “Se ha ido perfeccionando más este oficio, lo que ha ido de la mano de un mejor acceso a materiales y a referentes”, señaló.

IDENTIDAD
Para Miguel, es importante que los tatuajes sean únicos y tengan una identidad. Esto significa no replicar una imagen de internet, sino elaborar un diseño propio. “Siempre he priorizado las creaciones individuales. Y para lo cual, siempre converso con los clientes y les doy a conocer mi punto de vista, respecto a la identidad que deben tener los tatuajes”, concluyó.