Dictan 10 años y un día de presidio sobre padrastro por abusos a hija de su cónyuge

0
1091
El veredicto condenatorio sobre un sujeto de 50 años de nacionalidad chilena fue emitido durante la semana pasada.

Veredicto condenatorio. Víctima se trata de una menor de edad de nacionalidad mexicana. Corresponden a hechos que ocurrieron “entre los años 2020 y 2022”, en la comuna de Sagrada Familia.

CURICÓ.  Por tres delitos de abuso sexual a una menor de edad, el Tribunal Oral en lo Penal de Curicó dictó un veredicto condenatorio sobre un sujeto de 50 años de nacionalidad chilena. Se trata del padrastro de la víctima, quien al igual que su madre es de origen mexicano.

REDES SOCIALES
Según lo dado a conocer por la fiscal Tatiana Díaz, el ahora sentenciado conoció a la madre de la víctima por redes sociales. En tal contexto, la invitó a vivir a Chile, casándose de manera posterior con ella. Fue en tal contexto que, aprovechando el vínculo de confianza que había construido, dicho sujeto cometió “abusos reiterados” contra la menor de edad “entre los años 2020 y 2022”, mientras la víctima “tenía entre 11 y 13 años”. Corresponden a hechos que ocurrieron en la comuna de Sagrada Familia.

PRUEBAS
Por orden del Ministerio Público, el desarrollo de las respectivas diligencias quedó en manos de detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales (Brisexme) de la PDI de Curicó. Los resultados de aquel trabajo fueron expuestos en el correspondiente juicio, a fin de poder acreditar la respectiva acusación. Para ello se contó con la declaración de la víctima, ya que, si bien tanto ella como su madre se fueron de Chile, antes de partir la menor efectuó una declaración judicial ante el Tribunal de Garantía de Curicó, que fue exhibida durante el juicio. Otra prueba fueron grabaciones que la propia menor realizó de parte de los abusos que sufrió, material que entregó a un amigo de su edad, quien luego dejó en manos de la PDI. A ello se suma declaraciones de peritos y los propios funcionarios de la PDI.

VEREDICTO
En definitiva, con la evidencia entregada durante el desarrollo del juicio, se acreditaron los cargos que pesaban sobre el imputado. Por ello, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal emitió un veredicto condenatorio, estableciendo una pena de cumplimiento efectivo de 10 años y un día de presidio. Junto con ello, se dio a conocer que el ahora sentenciado contaba con tres condenas anteriores por los delitos de lesiones menos graves y porte ilegal de arma blanca.