Buscan soluciones para evitar situaciones de violencia contra funcionarios de salud

0
818
Instancia seguirá funcionando para hacer seguimiento del tema.

Caso. Se buscará derivar a usuaria que ha amenazado a personal de un Cesfam, mientras que víctimas recibirán apoyo integral.

CURICÓ. En el Centro de Salud Familiar “Betty Muñoz Arce”, autoridades analizaron las condiciones de seguridad tras las graves denuncias formuladas en contra de una paciente que ha amenazado a la mayoría del personal de ese recinto, incluso, con quitarles la vida.

La instancia fue encabezada por el delegado presidencial provincial, José Patricio Correa, quien mostró preocupación por los hechos ocurridos que se han arrastrado por mucho tiempo.

Por tal motivo, anunció dos medidas concretas, una relacionada directamente con la funcionaria que recibió las principales amenazas.

“Establecer la vinculación con el Centro de Apoyo de Víctimas para un acompañamiento jurídico, social y sicológico no solamente a ella, sino que además a las víctimas indirectas (familiares y compañeros de trabajo)”, apuntó.

Agregó que, en segunda instancia, se concretó la mesa de diálogo entre las distintas autoridades locales, tal como lo solicitó el Presidente de la República, Gabriel Boric, al enterarse de la situación.

“Se buscará avanzar en la línea de recopilar protocolos de acción y mejoras en el funcionamiento de hechos que puedan ser indicios de agresiones”, indicó.

CAMINO JUDICIAL

En tanto, el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, agradeció la presencia de la directora de Salud del Maule, del delegado presidencial y los equipos municipales para evaluar lo que ha estado ocurriendo y las acciones que deberán ser implementadas en el mediano y corto plazo.

“La verdad ha golpeado profundamente a un servicio que lo que hace en general es prestar la mayor colaboración y trabajo con la comunidad”, manifestó.

La autoridad comunal afirmó que las agresiones sufridas por el personal e incluso algunos de sus familiares, no se entienden si no hay de por medio un grado de problemas sicológicos en los usuarios.

“Seguimos empeñados en presentar algunas acciones legales respecto del tema y también estamos evaluando la alta administrativa de esta paciente y todas las implicancias legales que ello conlleva”, apuntó.

Agregó que, a su vez, hay que fortalecer las habilidades y capacidades “que tienen los funcionarios para poder enfrentar las situaciones de conflictos a las que son sometidos en algunas circunstancias”.

Sobre medidas concretas con la usuaria conflictiva, Javier Muñoz precisó que se podrían tomar algunas preventivas como derivarla “a otro recinto u otro dispositivo y así evitar el nivel de estrés que hoy día está sometido el establecimiento”.

CONFORMIDAD

La presidenta de la Asociación de Profesionales de Atención Primaria de Curicó y enfermera del Cesfam “Betty Muñoz Arce”, Elizabeth Trigari, hizo un positivo balance del encuentro.

“Estoy viendo una luz y eso me deja súper tranquila y aclaramos varios puntos. De hecho, salió un procedimiento puntual para poder lograr el alta disciplinaria de la paciente que estábamos entrampados como departamento de salud”, aseveró.

La dirigente precisó que se dieron cuenta de “varias falencias y errores que se habían cometido y quedó comprometido un trabajo conjunto también en varios aspectos que hay que fortalecer”.