Se realizó homilía en recuerdo de expresidente Sebastián Piñera

0
1569

Presidida por el obispo de la Diócesis de Talca. En un ambiente de gran recogimiento, autoridades y adherentes participaron de un oficio religioso, en recuerdo del exmandatario, cuyas exequias se realizan en la capital.

TALCA. En un ambiente solemne y ceremonioso, en la Catedral de Talca, se realizó una homilía en recuerdo de la figura del expresidente Sebastián Piñera, presidida por el obispo de la Diócesis de Talca, monseñor Galo Fernández y que contó con la presencia de autoridades, adherentes y simpatizantes del fallecido Mandatario.
En su intervención, el prelado destacó el valor de la vocación de servicio público, de quien fuera Presidente de la nación en dos períodos. “Conocemos bien la trayectoria del expresidente, su historia familiar, en el emprendimiento privado, en los negocios, en los éxitos que tuvo, el patrimonio que logró obtener y desarrollar. Muchos podríamos haber pensado que pudo conformarse con ello para vivir tranquilo, cristianamente pudo elegir quedarse con el cuidado de sus empresas, para dar desarrollo y ampliar posibilidades de trabajo digno para muchos, incluso pudo conformarse con ofrecer muchos de sus bienes a instituciones benéficas y de caridad, pero ello no estaba en su ADN al elegir involucrarse en la política”, dijo.

VALENTÍA
En ese sentido, destacó la valentía de mezclarse en un ámbito controvertido y complejo. “En esta hora de su partida me permito recordar y hacer presente el gran valor de la vocación política, que es un ámbito controvertido y complejo donde se entromete lo más santo y también lo más perverso del corazón humano. El poder que despierta ambiciones tan complejas. Sin embargo, la vocación política debe ser reconocida como una altísima forma de caridad. La vocación política tiene la virtud de ocuparse no solo de lo contingente, sino de las causas que generan la pobreza, preocuparse de los mecanismos y la forma que se promueve el bienestar y desarrollo”, dijo.
Monseñor Fernández agregó que hay que dar gracias por esa vocación manifestada por el exmandatario. “Queremos hoy día dar gracias por la vocación política que empujó al expresidente a no quedarse conforme con sus éxitos, sino elegir mancharse las manos, en un terreno controvertido, procurando la construcción de un Chile mejor, con más desarrollo para todos, con mayor justicia y solidaridad. En medio de circunstancias tan complejas que ha vivido nuestro país y que le correspondió al expresidente de un modo particular dirigir los destinos de la nación, damos gracias por la voluntad de resolver los conflictos por vías de diálogo, institucionales y por los caminos de la democracia”, acotó.

GRAN DEMÓCRATA
Finalmente, en su sentida homilía, el obispo Fernández señaló que con dolor se despide a un demócrata. “Hoy con dolor, pero con orgullo despedimos a un demócrata. La iglesia valora la democracia y la reconoce como la forma de ejercicio político más apropiada por el bien común, porque ella asegura y compromete la participación de todos como altísimo valor del camino social”, dijo.

TESTIMONIO
En el oficio religioso también participó el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, quien destacó la gran brillantez del exmandatario. “Nos reunimos para despedir a un gran hombre y para reconocer y valorar el legado de un gran Presidente de la República, un hombre académico e intelectual, de gran brillantez y muy enérgico, un amigo que proyectaba esperanza en las personas por su capacidad de enfrentarse a los problemas y por la voluntad que dejaba en ello. Fue un hombre marcado por circunstancias al sufrir grandes crisis como el terremoto del 2010, el 2019 el estallido social y el 2020 la pandemia, desafíos que enfrentó con gran fortaleza”, subrayó.
Igualmente, la autoridad reconoció el amor que siempre mostró por Chile. “Sebastián Piñera, antepuso los intereses del país por sobre cualquier otro objetivo y sin duda se alzó y mostró su amor por Chile, pese a enfrentarse a tan oscuras realidades. En lo personal tuvo una gran connotación, por ser la figura de un gran demócrata, estadista y un defensor del diálogo poniendo por sobre todas las cosas la prioridad de los acuerdos en beneficio de los chilenos”, cerró.