A pesar de su éxito en lo deportivo club enfrenta una difícil situación económica

0
955
El primer director del club Francisco Espinoza junto al actual director Mario Leyton.

Cadetes destacados. Actualmente, cuatro jugadores de las inferiores del club, se encuentran entrenando en las series menores de Curicó Unido. Dirigentes buscan ayuda para seguir compitiendo en torneos.

CURICÓ.  El 2023 resultó ser el año más ganador del Club Deportivo José Olano Arismendi, ya que fueron campeones en tres series del campeonato que realiza ANFA Curicó. Tanto así, que tres jugadores de la sub 15 y uno de la sub 12 se encuentran en las series menores de Curicó Unido. No obstante, a pesar del éxito deportivo, el club enfrenta una difícil situación económica, pues estar al mando de cerca de 200 jugadores significa un gasto de energía y de recursos enorme, razón que mantiene a los dirigentes en busca de ayuda para seguir compitiendo en los demás torneos que se realizan en Chile.

CAMPEONES
El club logró consagrarse campeón en series infantiles, serie honor y serie seniors en el campeonato anual que organiza ANFA Curicó. Además, las series menores de José Olano Arismendi participaron en el “Campeonato Regional Cup” y la sub 15 y sub 17 se quedaron con el primer lugar del torneo, en el que participaron 40 equipos incluidos Católica, Palestino, Cobresal, Zapallar, entre otros. De acuerdo con Francisco Espinoza, quien fuese el primer director del club y actual delegado regional, el éxito alcanzado corresponde a que el club le da un espacio a todos los niños que quieren jugar al fútbol: “Tenemos un lugar donde los niños llegan, y llegan de otros clubes infantiles a pedir si pueden jugar… todos pueden compartir con José Olano. Vengan, los programamos para el día, para mañana, les damos un espacio a todos. Estamos abiertos a la comunidad”, afirma el dirigente.

FINANCIAMIENTO
A pesar del éxito deportivo, el club no recibe una recompensa económica por parte de ANFA, ya que los premios por ser campeón corresponden a medallas y copas para las vitrinas de los clubes. Además, el club José Olano debe costear los gastos en logística para movilizar a cerca de 200 jugadores, sin mencionar a los familiares de los cadetes. El presidente del club, Mario Leyton, recalcó que necesitan más apoyo para seguir compitiendo en los próximos torneos. “Me gustaría que nos dieran apoyo para salir a competir fuera de Curicó. Este año fuimos a Constitución, sede Putú, en la cual llegamos a las semifinales. Pero por distintas razones, por parte económica muchas veces chocamos, no pudimos salir a Concepción, por ejemplo. Tengo invitaciones de Concepción, Temuco, Villarrica, Mendoza de Argentina, pero para eso se necesitan recurso y mi escuela no tiene esos recursos como lo tienen otras escuelas. Entonces me encantaría que en lo posible alguien de la autoridad se fijara en nosotros, que nos prestara ayuda para programas de un año para otro, cosa de que en 2025 estuviéramos haciendo un viaje hacia el extranjero”, señaló Leyton.

MARGINALES
Por su parte, el dirigente Francisco Espinoza piensa que el poco apoyo que recibe el club tiene relación con que la sede deportiva del club está ubicada en sector Colón. “Es un sector vulnerable, un sector donde nos tienen marginados y, sin embargo, ahí llegan niños de todos los lugares y se les da una oportunidad. A nosotros nos tienen considerados como marginales por venir de los barrios. ¿Y dónde están los jugadores? ¿Dónde están las buenas figuras?, salen de los barrios porque están todo el día con el balón en los pies. De ahí salen los buenos jugadores. Hay que guiarlos, orientarlos (…) No hay ningún club aquí en Curicó que tenga tantos jugadores en Curicó Unido, se lo aseguro”, mencionó Espinoza.

DESAFÍO
Según el presidente del club, el objetivo deportivo para este año es conseguir que cuatro series de José Olano Arismendi resulten campeonas del campeonato que organiza ANFA. “Tenemos cinco series, más la femenina, serían seis series, así que por lo tanto hay que aspirar a cuatro series. Este año, si logramos tres campeonatos, quiero aspirar a cuatro, siempre hacia arriba, no por otra cosa.”, cerró Leyton.