Recalcan la importancia de poder prevenir los incendios forestales

0
594
Las actuales condiciones son propicias para la generación de incendios forestales que pueden ser devastadores.

Desde el ISL. De acuerdo a los datos de Conaf, una de las causas principales de los incendios es el descuido o negligencia en la manipulación de fuentes de calor, por prácticas agrícolas o por intencionalidad.

SANTIAGO. EL Instituto de Seguridad Laboral (ISL) subrayó la necesidad de prevenir los incendios forestales, especialmente en este verano cuyas temperaturas lo ubican en uno de los más calurosos de este siglo. El calor extremo al que nos hemos expuestos durante las últimas semanas y que en varias comunas de nuestro país han superado los 36 grados, no solo puede afectar nuestra salud con síntomas como la insolación, desmayos, calambres o un golpe de calor; sino que además propicia las condiciones para la generación de incendios forestales que pueden ser devastadores, los cuales ya afectan a ocho regiones de nuestro país. Es importante recordar que, de acuerdo a los datos de Conaf, una de las causas principales de los incendios es el descuido o negligencia en la manipulación de fuentes de calor, por prácticas agrícolas o por intencionalidad (99,7% de los casos).

LLAMADO
Ante esta situación, la jefa del Departamento de Prevención de Riesgos Laborales del Instituto de Seguridad Laboral (ISL), Camila Vergara, hizo un llamado a “promover medidas preventivas que permitan evitar las condiciones para la proliferación de incendios forestales”, y destacó que “es responsabilidad de todos concientizar e instruir a nuestras familias, compañeros de trabajo y círculos cercanos para evitar daños mayores”. En ese sentido, desde el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales del ISL entregaron las siguientes recomendaciones:
-Mantenga sus espacios limpios y despejados, evitando la acumulación de pastizales y basura.
-No realice quemas de pastizales o basura.
-Recuerde que no debe fumar cerca de vegetación seca o bosques.
-Encienda fogatas sólo en lugares autorizados, aptos y señalizados, disponiendo de agua, tierra o arena para apagarlo y delimitando el fuego con piedras u otros elementos para evitar su propagación.

MANTENER ALERTA
Ante la presencia de fuego, humo o el arribo de un mensaje del Sistema de Alerta de Emergencia (SAE), desde el ISL subrayaron que lo primero que se debe hacer es evacuar lo más rápido posible la situación. Es preferible que esto se realice a pie para evitar congestiones y si se hace en vehículo, se debe mantener una velocidad prudente para evitar accidentes. Asimismo, es importante ayudar a niños, adultos mayores, personas con dificultad para desplazarse y animales domésticos a llegar a las zonas seguras establecidas por las autoridades. Además de llevar un kit para emergencias que incluya sus actuales tratamientos médicos, cubrir nariz y boca con una mascarilla o paño húmedo, no ingresar a las áreas incendiadas hasta que la autoridad lo permita y seguir las instrucciones de las autoridades competentes durante la emergencia.

PROTECCIÓN PERSONAL
Ante este tipo de casos, es necesario el uso de Elementos de Protección Personal (EPP), los cuales deben estar certificados por el Instituto de Salud Pública (ISP); de lo contrario, el uso de estos podría tener un efecto negativo o nulo. Entre ellos se encuentran el casco de seguridad, guantes de cuero o cabritilla, mascarilla anti-polvo (idealmente con filtro mecánico P90 o P100), gafas anti-impacto y anti-polvo, calzado de seguridad con puntera y plantilla reforzados, protector UV factor 50+, gorro tipo legionario, distintivo, además de ropa con mangas y piernas largas.

RECOMENDACIONES
¿Qué hago si veo fuego o humo?
-Avisar de inmediato a Conaf (130), Bomberos (132), Carabineros (133) o PDI (134).
-Alejarse en dirección opuesta al viento, ya que es vital huir en contra del avance del fuego y humo.
-Utilizar mascarilla o mojar un pañuelo para taparse la cara y evitar así los efectos nocivos del humo.
-Si estás al interior de un vehículo, se recomienda detenerse en un lugar protegido, cerrar puertas y ventanillas, parar la ventilación y encender faros para que les puedan localizar en medio del humo.