Juan Carlos Díaz: “Este año tuvimos que dar una lucha para proteger los intereses de la ciudad”

0
655
El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, hizo un rápido repaso por el año que termina, destacando avances en diversos ámbitos de la comuna.

Balance 2023. Al hacer un recuento del año, el jefe comunal recordó el episodio de la cárcel, como uno de los hitos donde debió bregar para lograr refrendar el compromiso del Estado, para erradicar el recinto de la Alameda. También destacó el trabajo realizado para superar las consecuencias de las inundaciones que afectaron a la comuna.

TALCA. Último día del año, momento de balance. El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, hizo una revisión del periodo que termina y que dejó avances y logros, pero también situaciones adversas como el conflicto con la cárcel en la ciudad y hechos negativos, como las inundaciones de agosto que afectaron a muchos sectores de la comuna, y donde hubo despliegue municipal para salir adelante. En un rápido y simple cuestionario, el jefe comunal entregó su análisis del 2023 y también los desafíos que vienen con el nuevo año.

Al momento de hacer un balance del año, como alcalde de Talca y en relación a su gestión ¿Qué fue lo bueno y lo malo del 2023?
“Si tuviera que mencionar lo bueno, hay muchos avances conseguidos durante el 2023 en nuestra gestión. En el mes de mayo inauguramos el Parque Río, un anhelo de muchos años que me ha tocado encabezar, logrando cambiar el rostro del principal punto de diversión de los talquinos y talquinas, conformando el parque urbano más importante de la región. Lamentablemente, el clima nos jugó una mala pasada, al igual que el resto de la zona central, y las inundaciones del mes de agosto nos han privado de disfrutar de este lugar, pero estamos trabajando para reabrirlo en los próximos días. En ese hecho también se vieron afectadas más de mil viviendas, con personas que resultaron damnificadas y en donde tuvimos que poner a disposición de la emergencia a todo nuestro recurso humano en ayuda de quienes lo estaban pasando mal en ese momento. Realizamos entrega de ayuda, lavado de casas, secado de las mismas y la sanitización, al igual que en calles y pasajes. Redoblamos los esfuerzos para vacunar a quienes se vieron expuestos a aguas servidas. Fue un momento muy difícil para muchas familias de la comuna. Dentro de lo positivo, hemos logrado avanzar administrativamente en la recuperación del Mercado Central y, en otros casos, en obras como la construcción del Centro Veterinario Municipal o la planta de compostaje. Hemos seguido ampliando nuestro programa de reciclaje, con la entrega de 40 mil kits de contenedores domiciliarios.
Este año hemos avanzado en seguridad, poniendo en marcha un plan integral con el cual ya tenemos más cámaras de televigilancia y seguiremos creciendo en número y estamos ampliando la central de monitoreo.
En salud, pusimos en marcha un estudio de brechas para aterrizar en datos serios todos esos pedidos acerca de la necesidad de un hospital base. Nosotros queremos focalizar correctamente las inversiones y para eso necesitamos datos serios más que frases para la galería. Y este año comenzamos a sentar las bases para el pronto mejoramiento de tres centros de salud, que requieren ponerse a la par de las necesidades de la población. Son proyectos responsables que muchas veces las personas desconocen porque no se ven en obras, pero para llegar a ello hay todo un proceso previo que es el que hemos realizado en beneficio de la comunidad”.

¿Qué faltó por hacer?
“Sin duda que en el transcurso de un año van quedando cosas pendientes, pero no por falta de voluntad de uno como autoridad, sino que en el camino van surgiendo imprevistos que hacen que los procesos fueran más lentos. El caso del Mercado Central es uno de ellos. Después de varias gestiones, logramos poner en marcha la licitación de las obras definitivas. Nosotros concretamos el Mercado Provisorio, que ya está terminado y en condiciones para que los locatarios se cambien. Sin embargo, en los dos llamados que hemos realizado no se han presentado ofertas, lo que nos ha obligado a efectuar una reevaluación presupuestaria, para lograr que sea atractivo para que las empresas postulen. De todas maneras, confiamos que el 2024 sí será el año del inicio de la reconstrucción del Mercado Central”.

La reconstrucción del Mercado y la concreción del Centro Cívico en terrenos de la cárcel son temas pendientes. ¿Cómo avanzar sustantivamente en este último?
“En el tema de los terrenos de la cárcel, este año tuvimos que dar una lucha para proteger los intereses de la ciudad y en eso fuimos categóricos: no permitiremos que Talca sea zona de sacrificio del sistema penitenciario y nos impongan dos cárceles. Así lo hicimos saber ante las autoridades ministeriales y se nos garantizó que se cumplirán los compromisos que el propio Estado ha hecho con la ciudad. Creemos que el centro cívico es la mejor forma de resolver, desde el punto de vista urbanístico y con proyección de futuro, la reutilización de una superficie de alto valor para la ciudad. Para avanzar sustantivamente en este proyecto, necesitamos refrendar ese compromiso en un documento que garantice la prescindencia del terreno de la actual cárcel, lo que nos permitiría a nosotros ir coordinando el trabajo multisectorial, porque hay que recordar que el proyecto contempla edificios para uso público, viviendas, comercio y áreas de esparcimiento, por lo que se hace necesario ir avanzando con diversos organismos”.

¿Cuáles son los desafíos para el 2024?
“El desafío principal es lograr mejorar día a día la calidad de vida de los habitantes de Talca. Entendemos que hoy en día, para que eso ocurra, los ciudadanos están demandando más seguridad. Es por ello que uno de los desafíos será avanzar con mayor celeridad en la implementación de las acciones ya planificadas en materia de seguridad, para lo cual se hace necesario contar con el respaldo de las instituciones a cargo del financiamiento de nuestras iniciativas. En esto debemos trabajar mancomunadamente todos unidos porque los esfuerzos aislados, si bien pueden ser válidos, suelen ser insuficientes.
También el desafío es consolidar en obras la serie de iniciativas de alto impacto que hemos venido trabajando, como la construcción de una ciudad deportiva en el sector norte, reforzar nuestro plan de comuna sustentable con la puesta en marcha de la planta de compostaje, seguir avanzando en la reparación de veredas en distintos sectores y lograr empezar los trabajos definitivos del Mercado Central, entre otros”.

¿El próximo año será clave para el plan regulador, el de movilidad sustentable y el de regeneración del casco histórico?
“Los tres elementos van de la mano, tienen que ver con cómo ordenamos el crecimiento de nuestra ciudad y cómo la hacemos más amigable, que es un concepto sobre el cual hemos enfocado nuestra gestión. En todos ellos subyace la idea de hacer una ciudad a escala humana, con servicios más cercanos a la ciudadanía, con una buena conectividad y con un casco histórico repoblado”.