El Maule fue parte del Día Nacional sin Auto

0
534
Hay quienes hacen de la bicicleta su mejor aliado para movilizarse por la ciudad.

Movilidad. Trasladarse en bicicleta o caminando, ayuda a mejorar la salud física y mental de las personas.

TALCA. La invitación en el día de ayer fue a bajarse del auto y dejarlo en casa. Y es que cada último viernes de septiembre, desde hace seis años, se celebra el Día Nacional sin Auto y la apuesta es por comenzar a hacer habitual el uso de modos de transporte más amistosos con el medio ambiente y que además ayudan a fortalecer la salud física y mental de las personas.
Según la caracterización de movilidad de la ciudad de Talca, hace 20 años ya se realizaban 523 mil viajes diarios, de los cuales 290 mil correspondían a traslados motorizados, una cifra que según el proceso de la encuesta origen destino de la intercomuna Talca-Maule, que se está aplicando actualmente a más de cuatro mil 500 hogares, se espera que aumente en relación al uso del vehículo, con un incremento considerable y fácilmente observable de congestión, contaminación y una baja en la calidad de vida de los talquinos.
En el caso de Curicó, otra ciudad de la región que vive a diario las consecuencias del aumento del uso del vehículo particular y a pesar de ser conocida a nivel nacional como una urbe de ciclistas, solo el 9% de los viajes diarios se realizan de esta forma, sumado al 22% de caminata, cifras muy inferiores al 48% que representan los traslados en vehículos motorizados en sus distintos modos, según estudios del 2014. Seguramente, hoy estos datos son más inquietantes.
Para la seremi de Transportes y Telecomunicaciones del Maule, Angélica Sáez, “en este Día Nacional Sin Auto, la invitación es a tomarse una pausa, a cambiar el ritmo. Bajándonos del auto para repensar y experimentar otras opciones de movilidad, abriendo posibilidades más sanas y sustentables para nuestras ciudades. Haz la diferencia, baja un cambio, con los distintos tipos de modos sustentables de transporte”.
Una gran invitación, pero que requiere de más esfuerzos que permitan generar las condiciones urbanas y viales para propiciar el cambio cultural y hacer posible una caminata segura y amable por la ciudad, o el traslado en bicicleta u otro vehículo eléctrico, contando para ello con ciclovías y otras arterias habilitadas para esto. Asimismo, un mejoramiento del servicio del transporte público seguramente también ayudaría a dejar el automóvil particular en casa.