Violento asaltante condenado a 10 años de cárcel

0
801
El tour delictual del violento y solidario asaltante comenzó la tarde del 8 de abril del año pasado, cuando el imputado llegó con un arma de fuego hasta el servicentro San Miguel.

Sus objetivos favoritos eran estaciones de servicios. José Alberto Aguilera fue condenado en calidad de autor de cuatro delitos consumados de robo con intimidación, y un robo con violencia tentado, perpetrados entre abril y mayo del año pasado.

TALCA. El tour delictual del violento y solidario asaltante comenzó la tarde del 8 de abril del año pasado, cuando el imputado llegó con un arma de fuego hasta el servicentro San Miguel, ubicado en calle 14 Oriente #285 con la intención de sustraer especies. Según el dictamen, amenazó a un dependiente “apuntándolo con una pistola a la altura de las costillas indicándole que entrega toda la plata. Posteriormente tomó desde el mesón el dinero reunido, siendo la suma de 105 mil pesos para luego huir del lugar”. En tanto, el 14 de abril de 2022, el acusado acudió a la estación de Shell, ubicada en 3 Sur, entre 15 y 16 Oriente. En ese lugar, le pide a un empleado que le cargara un bidón de parafina. “En los momentos en que la víctima se dirige a atenderlo y salir de la oficina, al delincuente ingresa en forma sorpresiva apuntándolo con un arma exigiéndole que entregara todo el dinero que portaba consistente en 140 mil pesos para luego darse a la fuga”, dice el fallo. Posteriormente, e 24 de abril, el antisocial se trasladó al servicentro Shell, ubicado en presidente Salvador Allende, donde le quitó a dos trabajadores casi 85 mil pesos, más la recaudación de poco más de 72 mil pesos.

A LA JUSTICIA
Por último, el 18 de mayo, el imputado asaltó un centro de ventas de gas de la empresa Gasco, ubicada en avenida Cancha Rayada de Talca, donde se apoderó de una suma no determinado de dinero. Por los hechos narrados, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca condenó a José Alberto Aguilera Aguilera a la pena única de 10 años de presidio efectivo, en calidad de autor de cuatro delitos consumados de robo con intimidación, y un robo con violencia tentado, perpetrados entre abril y mayo del año pasado. En fallo unánime, los magistrados Wilfredo Urrutia Gaete, Cecilia Díaz Arrué y María Isabel González Rodríguez lo enviaron a la cárcel a cumplir con la sentencia.