Humberto Aqueveque: “Este no es un gobierno que va a barrer debajo de la alfombra sus problemas”

0
1013
El delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque, abordó el caso convenio y fundaciones y la emergencia producto del sistema frontal de junio.

Entrevista. El representante del Presidente Gabriel Boric en el Maule abordó el bullado caso Convenios y Fundaciones, enfatizando en la importancia de elevar los niveles de probidad en el servicio público.

TALCA. “El Presidente ha sido muy claro: se debe investigar, se debe resolver y se debe castigar, caiga quien caiga, cuando se alteran o vulneran principios o normas públicas administrativas o penales”. “Tenemos que avanzar hacia el derrotero, de evitar bajo cualquier circunstancia la corrupción en nuestro país”. “Es importante avanzar en tareas que permitan que esos recursos que están siendo trasladados a las regiones, puedan tener mayor fiscalización y resguardo”. Con frases como éstas, el delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque, se refirió al caso Fundaciones y transferencias de recursos públicos que se investiga en el país y que partió en Antofagasta con el vínculo entre la cartera de Vivienda y las fundaciones Democracia Viva y Urbanismo Social, y que luego saltó al Maule con la relación entre esa última fundación y nuevamente la repartición de Vivienda y luego con el Gobierno Regional. Esto ha generado acciones judiciales en la Fiscalía Regional -aún cuando la investigación está radicada en Antofagasta- y también denuncias ante la Contraloría Regional. “Este no es un gobierno que va a barrer debajo de la alfombra sus problemas”, recalcó Humberto Aqueveque -abogado y militante del Partido Socialista-, indicando que lo más importante es la probidad en el servicio público. El delegado también abordó la emergencia desatada por el sistema frontal de junio y el proceso de reconstrucción en esta zona, enfatizando en la importancia de estar cada vez mejor preparados. La popular expresión “la tercera es la vencida” parece ser cierta. Luego de dos intentos fallidos para una entrevista presencial, la autoridad logró hacerse un espacio en medio de su apretada agenda de actividades en terreno y reuniones y responder un extenso listado de preguntas enviadas por mensajería digital. Ésta es parte de esa entrevista.

A su juicio ¿Se ha actuado con eficiencia en atender la emergencia en la región (a raíz del sistema frontal de junio)?
“Bueno, no solo pensando en la emergencia que se desarrolló durante este invierno, sino también lo que fue hace menos de seis meses, la emergencia que nos tocó gestionar respecto a los incendios forestales, queremos señalar que los equipos de emergencia de la región, ya que estamos hablando de los equipos de emergencia a las 30 comunas, el equipo de Senapred, Bomberos, Ejército, Carabineros, la PDI, los equipos de emergencia han participado también desde la gobernación regional, tienen una vasta experiencia en procesos de gestión de riesgo y desastre y eso nos ha permitido de manera eficiente, enfrentar cada una de las situaciones en que nos hemos encontrado. Desde ahí podemos señalar que en el verano vivimos muy baja afectación, a pesar de la importancia y de la magnitud de los incendios forestales que vivimos y ahora, además, a pesar de la magnitud de este frente de mal tiempo, la afectación de salud y vida fue menor. Sin perjuicio de aquello, aprovecho este espacio también para enviar mi fuerza, mi reconocimiento a las familias del bombero Robinson y también del adulto mayor don Pedro, quienes se vieron hoy día con sus vidas perdidas, uno se encuentra desaparecido aún dada las circunstancias de esta emergencia, situaciones que, por cierto, se hubiesen podido evitar cuando se hacen llamados a la ciudadanía para evacuar sus viviendas o para resguardarse o ponerse a disposición de los equipos de emergencia. Y eso tal vez es algo en lo que todavía tenemos que pensar. Cuando uno le solicita a la gente, a las maulinas y maulinos que se retiren de sus hogares, aún teniendo conocimiento del esfuerzo de una vida para la construcción de aquello, nada le puede poner valor a la vida misma de uno y de sus seres queridos, y ahí yo creo que tenemos que hacer un esfuerzo también importante. Cuando hay un llamado a evacuar, seamos respetuosos, respetemos a las autoridades y también respetemos nuestra propia vida en nuestros familiares y hagamos eco de esos llamados a la prevención”.

¿Qué cosas se podrían haber hecho mejor en la emergencia?
“Más que en la emergencia, yo creo que, de este proceso, de esta crisis que hemos vivido, tenemos que aprender, que es una oportunidad también, por cierto, de cómo nosotros desarrollamos nuestro trabajo desde la línea de intervención del borde de los ríos. Hay muchos espacios que hoy día se encuentran habitados, donde hay cabañas, casas, que están en terrenos que son del cajón de los propios ríos, o están muy cerca de la ribera, lugares que tal vez no el año pasado, sino hace 20 ó 30 años, eran parte del proceso de evacuación de los ríos y ahí tenemos que hacer un mejor diseño desde el punto de vista urbanístico, tenemos que hacer una planificación urbanística que nos permita determinar que donde la cuota de inundación indique y la lógica indique que ese sector es posiblemente un sector de inundación, nosotros no podemos tener construcciones en ese espacio. Así como por ejemplo lo que sucedió en Licantén respecto a la construcción de la infraestructura pública. Hoy día sabemos que hay lugares donde tiene que estar la infraestructura pública y que no son los que se encontraban hoy día. Y no podemos, por ejemplo, volver a repetir que por tercera vez un hospital se vuelva a inundar. En ese sentido, aprovechar para diseñar, para construir también de manera inteligente, para poder avanzar en defensas fluviales de carácter permanente, que nos permitan evitar que la crecida de los ríos en la Región del Maule, una de las regiones que tiene más cuerpos de agua en el país, puedan hoy día afectar la vida de las personas y para eso, este es un principio de oportunidad. Sabemos cuál es la cuota de inundación, hay un trabajo que ha desarrollado la Dirección de Obra Hidráulica y la Dirección General de Aguas, que nos va a permitir diseñar procesos de trabajo que nos permitan establecer criterios de defensas fluviales que ojalá en el futuro eviten bajo toda circunstancia la inundación de viviendas de personas”.

¿Cuáles son las tareas más urgentes para atender?
“La principal tarea sigue siendo la conectividad. Todavía tenemos algunos sectores que se encuentran aislados. Uno piensa, por ejemplo, sectores del río Ancoa, en Bullileo, en el sector del puente Véjar, la isla de Pencahue, en Parral, lo que está sucediendo en parte de Los Queñes todavía, donde hay una afectación importante y en esos procesos tenemos que luego generar a lo menos vías de conectividad, ya sea de emergencia mediante bypass que se están desarrollando y trabajando con el Ministerio de Obras Públicas y esa es la primera tarea. La segunda, por cierto, tiene que ser ya que nos encontramos todavía en periodo de invierno, en generar enrocados y defensas fluviales que permitan enfrentar este invierno desde un punto de vista de la emergencia, pero pensando ya en el futuro, cómo vamos a evitar esto de carácter permanente y eso también es una tarea que se está desarrollando”.

¿Cómo se puede estar mejor preparado para una eventual nueva emergencia?
“Por lo pronto uno siempre puede estar mejor preparado. Todos los procesos son perfectibles y en ese en esa línea, algo que hemos conversado mucho con Carlos Bernales, director regional de Senapred, es cómo avanzar en los procesos de prevención y en eso, por ejemplo, ya estamos citando a mesas de carácter preventivo en materia de incendios forestales durante el mes de agosto, pero en este proceso también nosotros tenemos que aprender del comportamiento de la naturaleza. En más de alguno de los sectores que hemos recorrido, la gente nos decía: el río tiene memoria, la naturaleza tiene memoria y tiende a recuperar lo que es de ellos. Eso nosotros tenemos que internalizarlo y hacerlo parte de los planes de emergencia, ya sea comunales o regionales, para poder desarrollar también un trabajo preventivo, pensando en todos los inviernos que vengan. Sabemos que el cambio climático ha instalado en nuestra región algunos riesgos en materia de desastre que son muy importantes como son los incendios forestales y hoy día las crecidas de los ríos. Este es un proceso que tenemos que pensar que puede suceder nuevamente y por lo mismo, tenemos que ser capaces de diseñar planes de protección, planes de prevención y, por cierto, también planes en caso de que sea necesario realizar evacuaciones o tareas propias de una emergencia que agilicen los procesos, por ejemplo, el proceso de alarma, el proceso de comunicación de evacuaciones. ¿Cuáles van a ser los criterios de cada una de las propias comunidades o comunas para evacuar en altura? Y eso yo creo que se puede ir desarrollando no solo de esta experiencia. Nosotros tenemos que entender esta emergencia, no como algo que ya pasó, sino como algo que puede volver a suceder y trabajar en ese sentido, con ese criterio”.

CASO CONVENIOS
Pasando a otro tema que ha golpeado al país y el Maule, en particular, y que dice relación con los convenios y las transferencias de recursos a fundaciones y otras instituciones. ¿Cómo afecta esto al gobierno del Presidente Gabriel Boric?
“Para el gobierno del Presidente Gabriel Boric, este problema puede ser presentado también como una oportunidad. El Presidente lo ha dicho, en este espacio lo principal es la probidad. Lo principal cuando uno llega a un cargo público es avanzar con el criterio de que los recursos de todos los chilenos tienen que ser utilizados en pro del beneficio de los distintos ciudadanos y en esa tarea, cuando alguien se desvirtúa o no sigue este lineamiento, el Presidente también ha sido muy claro: se debe investigar, se debe resolver y se debe castigar, caiga quien caiga, cuando se alteran o vulneran principios o normas públicas administrativas o penales. Y en ese sentido, reiterar que para el gobierno del Presidente Gabriel Boric lo importante y lo principal es la probidad. Así se actuó en esta materia, así lo ha hecho el ministro Carlos Montes, que puso a disposición todos los antecedentes en la Fiscalía de Antofagasta cuando nace este conflicto de los convenios. Él ha puesto también toda la información a disposición de los distintos órganos. Aquí hay varios órganos que están siendo parte de los procesos de investigación, tanto la Contraloría como el Ministerio Público y la función del Gobierno es contribuir con todos los antecedentes necesarios, para esclarecer la situación en cualquier punto de la investigación”.

¿Se seguirá adelante, entonces con la premisa de que hay que investigar todo, caiga quien caiga?
“Por cierto, ese es el mandato del Presidente de la República, todos los funcionarios públicos de este gobierno están disponibles para esa tarea. Nosotros entendemos que uno llega al servicio público para ayudar a la ciudadanía y no para servirse del cargo y en ese sentido, la señal, reitero, que ha dado este gobierno es muy clara, así lo hemos dicho en todos los antecedentes. Este no es un gobierno que va a encubrir, no es un gobierno que va a barrer debajo de la alfombra sus problemas, por el contrario, nosotros estamos disponibles al escrutinio de la ciudadanía, a poder avanzar en materias de probidad. El Presidente ha generado una comisión que va a estudiar los procesos de probidad que esperamos también rápidamente pueda promover modificaciones normativas o reformas a distintas leyes, que nos permitan elevar el estándar de probidad en cada uno de los servidores públicos”.

¿Qué opinión le merece lo que ha pasado en el Gobierno Regional, que se ha visto involucrado con la Fundación Urbanismo Social y que ha motivado la solicitud de investigación a la Contraloría y también una denuncia en la Fiscalía?
“Primero señalar que el Gobierno Regional es un ente autónomo, también, según entendemos como tal, se han generado también procesos administrativos de investigación. Entiendo que el proceso también es parte de lo que se está desarrollando en la Fiscalía de Antofagasta, que acá en la región no hay abierto un procedimiento en ese sentido, y por lo mismo, nuestro esfuerzo es el reconocer y valorar cualquier espacio en el que la autoridad que está a cargo del servicio ponga a disposición de la investigación los antecedentes. Y eso entiendo es lo que está sucediendo en el Gobierno Regional y por consiguiente valoramos también ese esfuerzo, porque es lo que creemos que cada funcionario público debe desarrollar cuando hay una duda o un cuestionamiento a la función pública y es poner los antecedentes ante los órganos contralores y de investigación, para que se pueda esclarecer de manera más pronta posible cualquier duda que se haya generado, porque esto afecta a la fe pública, afecta a cada uno de los servicios y por cierto, afecta el compromiso de confianza que tienen los ciudadanos en las personas que están desarrollando labores públicas”.

¿Cómo el gobierno puede salir fortalecido de esta crisis?
“Como lo señalaba hace unos instantes, creemos que este es el espacio para mejorar el estándar, para elevar el estándar en materia de probidad, que de esta tarea también se puede desarrollar un acuerdo transversal de todos los sectores políticos para avanzar en criterios desde el punto de vista de la utilización de los recursos públicos con mejores estándares, pero también con mayor responsabilidad para quienes infrinjan esas normativas. Este es un espacio en el que nosotros, como país, tenemos que avanzar hacia el derrotero, de evitar bajo cualquier circunstancia la corrupción en nuestro país, que se instalen conceptos de corrupción, de copamiento o que se coopten los servicios públicos para no solo intereses particulares, sino también para intereses de algunos grupos económicos. Y en ese sentido, este espacio y esta discusión que estamos dando hoy día como sociedad tiene que ser reconocida por el gobierno y en ese sentido, lo que se ha hecho mediante el compromiso del Presidente Gabriel Boric de generar una comisión que va a trabajar en estas materias, creo que va en la línea correcta”.

¿Esto afecta a la figura de los gobernadores y debilita el proceso de descentralización?
“Yo creo que ninguna dificultad puede generar que se obstaculice el proceso de descentralización del país. Como lo hemos dicho en varias oportunidades, yo soy una de las personas que cree que la descentralización es algo urgente, es la materia que sigue pendiente en la modernización del Estado chileno. El centralismo mata a las regiones y en ese sentido que los recursos sean administrados en las regiones, es muy importante para el propio desarrollo estratégico de cada uno de los territorios. Sin perjuicio de aquello, que en la utilización de los recursos, en el gasto haya mayores normas de probidad y, por cierto, mayores fiscalizaciones, siempre es mejor. El accountability (rendición de cuentas) siempre va a ser más importante cuando los ciudadanos pueden tener, no solo revisar, en qué se están gastando los recursos, sino también ver que los procedimientos de gasto y transferencia de recursos públicos sean lo más transparentes posibles. En eso, nosotros tenemos que avanzar. Es por eso que también hoy día, cuando el gobierno está además generando más recursos para las regiones, es importante avanzar en tareas que permitan que esos recursos que están siendo trasladados a las regiones puedan tener mayor fiscalización y resguardo, no por desconfianza en los gobiernos regionales, sino porque es la lógica. Siempre que hay recursos públicos instalados en una tarea, esos recursos deben ser fiscalizados, ya sea por la Contraloría General de la República u otra instancia que se determine. Pero nunca vamos a tener como objetivo que alguna tarea o alguna dificultad pueda detener un proceso que el Presidente ha señalado que es primordial para el país como es la descentralización”.