Alcaldesa de Hualañé recalca la importancia de volver a “encauzar” el río Mataquito

0
2503
En conversación con diario La Prensa, la alcaldesa Carolina Muñoz profundizó respecto al daño que dejó el desborde del río Mataquito, en territorios de la comuna de Hualañé.

Carolina Muñoz. “Yo he recorrido todas las rutas, todo el borde del río Mataquito y el daño es tremendo, es incalculable lo que han perdido los agricultores”, señaló la jefa comunal en conversación con diario La Prensa, refiriéndose a las inundaciones que se presentaron, vinculadas al más reciente sistema frontal.

CURICÓ. En conversación con diario La Prensa, la alcaldesa Carolina Muñoz profundizó respecto al daño que dejó el desborde del río Mataquito en territorios de la comuna de Hualañé, recalcando que la gran problemática se concentra en las pérdidas ligadas a diversos cultivos. “Hoy estamos abocados principalmente a ver qué hacemos con nuestros terrenos cultivables. Hualañé sufrió una inundación de más de tres mil 200 hectáreas. De ellas, a lo menos mil 800 corresponden a agricultores. Así que hoy estamos enfocados en tratar de hacer un encauzamiento del río Mataquito, a la altura de La Huerta Sur, porque eso dividió en dos las parcelas desde ahí hasta el sector de Mira Río ¿Qué significa eso? Que hasta el día de hoy hay lugares donde todavía los agricultores no pueden llegar para ver el nivel de daño que hubo”, dijo.
Muñoz dio como ejemplo lo que ocurrió en el sector de La Huerta, donde tras la emergencia, toda una parcela quedó bajo las aguas del río Mataquito, tratándose de terrenos que “tienen títulos de dominio” y que están “debidamente inscritos”.  De ahí la importancia de poder prontamente “encauzar el río Mataquito” y “recuperar terreno” para los agricultores. En específico, en el caso de la comuna de Hualañé, 23 fueron las viviendas afectadas por la inundación.

ENROCADOS
La jefa comunal recalcó la importancia de poder reforzar el enrocado presente, en lo puntual, en tres sectores: Orilla de Navarro, La Huerta y El Molino, donde necesariamente “habrá que hacer un trabajo más a largo plazo”. “Tenemos mucha pérdida de cosechas, que eran las que venían, se ha afectado todo su período agrícola, perdieron tierras, perdieron cercos, perdieron animales, por lo mismo, nuestro enfoque de atención, son los agricultores de toda la cuenca del Mataquito, que se vieron afectados por la inundación. Por ejemplo, hay agricultores que perdieron 50 millones de pesos en inversión, que no van a poder recuperar esa inversión y que probablemente con los incentivos que se entreguen, igual van a quedar cortos. Entonces estamos buscando cómo pedirle al ministerio (de Obras Públicas) que se priorice esta obra de encauzamiento (del río Mataquito) Partiendo con eso, los agricultores pueden empezar a trabajar y tratar de recuperarse. Si no hacemos eso, es prácticamente imposible, porque el 90% del río se desvió y dividió las parcelas en dos”, subrayó.

Tras la inundación, la alcaldesa de Hualañé recalcó que la gran problemática se concentra en las pérdidas ligadas a diversos cultivos agrícolas.


Alcaldesa, la vimos en televisión hablando con el propio Presidente (Gabriel Boric) cuando él estuvo en Licantén, solicitando ayuda…
“Lo que pasa es que, de alguna u otra forma, quien sufrió la mayor catástrofe claramente es Licantén, entonces todo el foco estaba centrado en Licantén, incluso nosotros que también nos vimos afectados, también ayudamos a Licantén, pero se estaba invisibilizando una realidad que estaba en el lado sur de la ruta J-60, que eran todos los agricultores (…) Tuve la posibilidad de hablar con el Presidente, porque hasta ese día nadie hablaba de los agricultores. Todo se centraba en otra parte de esta tremenda tragedia, pero resulta que, en el caso de los agricultores, esto no los afecta ahora, los afecta todo el año agrícola 2024. Nosotros tenemos un catastro inicial de 700 agricultores afectados, si lo multiplicamos por cinco miembros de la familia, la población afectada es muy alta (…) Estos días yo he recorrido todas las rutas, todo el borde del río Mataquito y el daño es tremendo, es incalculable lo que han perdido los agricultores, terrenos que antes tenían plantaciones, hoy no hay nada y recuperar eso, va a ser muy difícil. Nosotros incluso con maquinaria municipal estamos tratando de rehabilitar los cauces, habilitar los caminos, pero aquí el Ministerio de Obras Publicas con Agricultura van a tener que hacer una inversión importante, porque estos campos cultivables son importantes para la región y para el resto del país”.