Hábito fumador de los padres y las enfermedades respiratorias en los niños

0
655
“El cigarrillo afecta a fumadores activos y pasivos. En el caso de los activos, el sistema respiratorio está más propenso a infecciones respiratorias crónicas y otras enfermedades”.

Habla especialista. Cuidados para la prevención del contagio de enfermedades respiratorias de invierno, son los mismos aplicados durante la pandemia por Covid-19.

TALCA. Con motivo del Informe Epidemiológico del Ministerio de Salud-Semana 23 (del 4 al 10 de junio), el cual corrobora el alza de casos por enfermedades respiratorias agudas, siendo los niños y adultos mayores de 60 años de edad la población más afectada, el doctor Jorge Toro, director de Especialidades Médicas de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, reitera el llamado a mantener medidas preventivas y de resguardo, como lavar constantemente las manos con agua y jabón, abrigarse de manera adecuada y ventilar los hogares, entre otras.
Del total de casos reconocidos como parte del Informe Epidemiológico y que sirven de referencia para conocer la condición actual, el médico epidemiólogo destaca que, del muestreo entre niños menores de un año, se registra que un 13% de los casos corresponde a Influenza virus A, un 12% a Adenovirus y un 6% a Parainfluenza. Para el resto de la población, se consigna una incidencia de casos del 38% del virus Sincicial Respiratorio y un alza de Influenza A en adultos mayores. 

ESPACIO SEGURO
En este sentido, Toro describe el hogar como el espacio seguro del cual todos sus miembros deben cuidar. Subraya que ciertos hábitos de padres, madres o adultos pueden ser perjudiciales para el resto de los miembros de la familia, uno de estos es el consumo del tabaco. “El tabaquismo de los padres afecta a los niños. Ya se sabe, según estudios, que los hijos de padres fumadores tienen dos a tres episodios de infecciones respiratorias agudas más que los hijos de padres no fumadores. En Chile tenemos un 33% de la población que fuma, por lo tanto, el riesgo en la población es alto. El cigarrillo afecta a fumadores activos y pasivos. En el caso de los activos, el sistema respiratorio está más propenso a infecciones respiratorias crónicas y otras enfermedades. Una persona que fuma dentro de una casa afecta a los niños y a los adultos mayores con quienes comparte el domicilio”, subraya.
Asimismo, recalca la importancia de calefaccionar adecuadamente el hogar, a fin de no someter a los niños y adultos mayores al frío excesivo o a los cambios bruscos de temperatura. La limpieza y ventilación del hogar, así como evitar la acumulación de objetos que puedan almacenar alérgenos, es otra de las recomendaciones. 

MASCARILLA
Sobre la reciente disposición que indica el uso obligatorio de cubrebocas para niños mayores de cinco años en recintos escolares, sugiere que la medida debe ser tomada por la población en general, con el propósito de disminuir el riesgo de transmisión. En este sentido, comenta que los anteojos también son un artículo importante de protección, ya que resguardan la mucosa ocular y evitan el contagio por esta vía. 

CONTROLES DE SALUD
“La vacuna es esencial, pero también son importantes los controles de enfermedades crónicas en el caso de los adultos mayores”, comenta. Reitera que personas con hipertensión, diabetes, obesidad, problemas renales crónicos, asma, enfisema o bronquitis crónica, deben tener controles al día y cumplir con la toma de sus medicamentos.
Sin embargo, advierte que un control de salud de niño o adulto sano puede ser pospuesto tres o cuatro semanas, a la espera de que disminuya el número de caso, tras medidas como la extensión de las vacaciones de invierno. Insta a estar atentos a la baja de los casos, para retomar los controles de salud.

El doctor Jorge Toro es el director de Especialidades Médicas de la Universidad Autónoma de Chile en Talca.