Inundación de paso Freire obedecería a problemas con el alcantarillado

0
806
Personal municipal trabajó arduamente en las últimas horas.

Colapsó con las más recientes precipitaciones. Equipos municipales realizaron una limpieza profunda al sector para evitar nuevos problemas, los que afectan, principalmente, a los automovilistas.

CURICÓ. Una de las postales que dejó el último sistema frontal que afectó a la zona centro sur del país, es la inundación del paso bajo nivel de Freire, el que quedó intransitable por varias horas. Incluso, un camión quedó atrapado en el agua y otros automovilistas estuvieron a punto de sufrir el mismo inconveniente, pero alcanzaron a ver las señaléticas de advertencias.
El encargado de Emergencia del municipio curicano, Marcelo Quitral, reconoció que no esperaban que cayeran tantas precipitaciones de manera seguida.
“No estaba prevista tanta cantidad de agua y en tan poco tiempo, de 35 milímetros en cinco horas. Lo que provocó en varias partes de la comuna que los sumideros de aguas lluvia se taparan”, manifestó.
En contacto con diario La Prensa, el funcionario puntualizó que fueron arrastradas muchas hojas. “De tal manera que se estuvo trabajando en destapar en reiteradas ocasiones los sumideros, para que no ocasionaran mayor problema en la vía pública”, acotó.

CASO ESPECIAL
El encargado de Emergencia de la municipalidad agregó que en el paso bajo nivel de Freire se produce una situación muy especial.
Detalló que, si bien fue diseñado para las aguas lluvias, el problema se concentra en el alcantarillado (en el sector peatones), donde hay tres tapas, las que “se levantan con la fuerza del agua y hace una especie de cascada que cae al paso bajo nivel”. Añadió que la gran cantidad de agua “provoca que se inunde, lo cual hoy (ayer) lo estuvimos evaluando”.
Marcelo Quitral afirmó que el domingo tuvieron que poner sacos de arena para que no saliera tanta agua, “lo que ayudó bastante y hoy (ayer) se hizo una limpieza total al paso bajo nivel que también tenía muchas hojas”.
Por último, resaltó que la sala de máquinas, donde están las bombas, “funcionaron al cien por ciento y es más bien la gran cantidad de agua que cae desde el alcantarillado hacia el paso lo que obstaculiza a los vehículos”.