Concejal Ervin Castillo: “Hay que esperar que la Contraloría haga su trabajo”

0
896
El concejal Ervin Castillo llamó a esperar que la Contraloría realice su trabajo, frente a la denuncia que hizo un grupo de concejales en contra de la directora jurídica del municipio de Talca.

Denuncia de concejales. El edil de RN destacó la importancia de que el organismo contralor pueda pronunciarse, respecto de la acusación que pesa contra la directora jurídica de la Municipalidad de Talca.

TALCA. El concejal Ervin Castillo (RN) sostuvo haberse enterado por los medios de prensa, de la presentación que hicieron seis de sus pares ante la Contraloría General, denunciando a la directora jurídica de la Municipalidad de Talca, Grace Salazar, de usar su horario laboral para ejercer funciones personales y privadas. Por lo mismo, Castillo indicó que “hay que esperar que la Contraloría determine respecto de los antecedentes que ellos presentaron, para que se pueda esclarecer la situación”.
“Siempre es importante que las instituciones hagan su trabajo, que puedan realizar las investigaciones pertinentes sobre materias que tienen que ver con transparencia, probidad, que son elementos muy importantes para la ciudadanía”, señaló.
Con la misma convicción, indicó que también es importante “escuchar por contraparte a la directora jurídica, para saber cuál es su respuesta al respecto”.

DENUNCIA
Como se sabe, durante la jornada del miércoles los concejales Juan Carlos Figueroa (DC), Melania Moya (PC), Javiera Carrera (PH), Hernán Astaburuaga (PS), Carolina Soto (PS) y contando además con la adhesión de Paula Retamal (PC)-, acudieron hasta la Contraloría para presentar dicho requerimiento, indicando que esto tiene su origen en una denuncia anónima recibida hace algún tiempo y que dio a pie a una serie de indagaciones para determinar la veracidad de los hechos. En opinión de los concejales denunciantes en al menos 35 casos correspondientes al periodo 2019-2020, se pudo verificar la participación de la directora jurídica en causas o litigios realizados en horario laboral de la municipalidad, constituyéndose -a su juicio-, en una supuesta falta a la probidad.

PRINCIPIO DE BUENA FE
“Hay que esperar que la Contraloría haga su trabajo, las instituciones son autónomas y deben funcionar, pero también está el principio de buena fe que es importante que se respete”, insistió Castillo.
Asimismo, afirmó estar requiriendo antecedentes del caso dado su rol como concejal y su función fiscalizadora.
Sin adelantarse a futuros escenarios, expresó que “me atengo a lo que pueda decir ahora la Contraloría que tiene en sus manos esta investigación y que pueda esclarecer los antecedentes que se han presentado”.

SILENCIO
En tanto, en la Municipalidad de Talca se mantuvo el silencio frente al caso. A través de la unidad de Comunicaciones, se indicó que la directora jurídica Grace Salazar no se referiría a la acusación y que tampoco lo haría el administrador municipal y alcalde (s) de Talca, Ariel Amigo, quien está reemplazando por estos días al jefe comunal titular Juan Carlos Díaz, quien está haciendo uso de feriado legal.
En todo caso, cuando fue consultado el miércoles por esta situación en medio de la sorpresa, Ariel Amigo señaló que en el caso en que eventualmente la directora jurídica hubiera participado en alguna actividad privada o fuera de la municipalidad, seguramente lo habría hecho con los permisos necesarios o bien fuera del horario laboral.
También fue contactado el concejal Patricio Mena (RN), pero igualmente declinó referirse al caso.