Aviturismo: Oportunidad de observar la diversidad de aves por el Maule

0
802
En Chile existen menos especies que en otros lugares, son 14 variedades únicas, la mayoría tiene su hábitat en la zona central de Chile.

Este tipo de avistamiento representa un nicho turístico de vital importancia para Chile. Esto porque existen millones de personas en el mundo que sienten atracción casi obsesiva por las aves.

REGIÓN DEL MAULE. Se estima que en el mundo existen 78 millones de observadores de aves, muchos de ellos expectantes a la espera de su próxima aventura para observar y registrar especies plumíferas.
Chile, con menos de 500 especies, no sobresale como una de las zonas con mayor biodiversidad de aves, sí cuenta con distintas características que lo vuelven especialmente interesante para los birdwatchers (observadores de aves).
Especialistas en el tema sostienen que este tipo de turismo de intereses va en crecimiento en diferentes puntos geográficos de nuestro país. Ya que existe un potencial gigantesco para desarrollar un turismo sustentable de calidad internacional en torno a estas especies aladas.

CARACTERÍSTICAS ÚNICAS
En Chile este nicho aún no ha sido explorado en profundidad, considerando que nuestro territorio cuenta con características únicas que lo convierten en una zona potencial de destino para los  observadores que hay en el mundo.
Sudamérica es por sí sola un destino atractivo para los fanáticos de las aves, concentra el mayor número de especies en el mundo y por ende países como Chile y Argentina cuentan con un punto a su favor al momento de ingresar a la oferta turística.
Solo en Argentina, llegan 50 mil turistas extranjeros al año para realizar esta actividad, atraídos por más de mil pesos especies que habitan los distintos ecosistemas.
En Chile existen menos especies, son 14 variedades únicas, la mayoría tiene su hábitat en la zona central de Chile. Un detalle importante, al ser un país largo y angosto se puede cambiar en forma rápida de altitud y eso influye en las especies a observar. En pocos días se pueden recorrer distintos ecosistemas. 

AVITURISMO EN EL MAULE
La Región del Maule, posee zonas ideales para desarrollar este tipo de turismo de interés ya que cuenta con buena conexión vial y atractivo natural que reúne diversos ecosistemas como: bosques nativos, humedales y el borde costero, lo que se traduce en el hábitat de una gran cantidad de avifauna.
Para hacerse una idea, se estima que un observador de aves gasta alrededor de 400 dólares diarios per cápita, y que los viajes por lo general tienen una duración entre 10 y 21 días.
En la medida en que los hábitats naturales de estas especies se mantengan saludables, también lo estará el entorno turístico. Este potencial puede ser opacado con la destrucción de nuestros ecosistemas. Si no cuidamos por ejemplo los humedales, nuestro borde costero, las montañas, etc., va a ser mucho más difícil observar aves y cualquier otro ser vivo. 

La Región del Maule, posee zonas ideales para desarrollar este tipo de avistamiento, ya que cuenta con buena conexión vial y reúne diversos ecosistemas.