Curicanos con mente y espíritu cumplieron en el Ironman 70.3

0
750
Atletas del Team TriQ de Curicó: Carlos Martínez, Jorge Rojas, Hugo Ojeda, Christian Zambrano y Ricardo Fuente.

Camino a la victoria. Un grupo de deportistas de la “Ciudad de las Tortas”, registraron sus nombres en la “Carrera más linda del mundo”, la Triatlón de Pucón 2023.

CURICÓ. El Ironman 70.3 en su edición 2023, pasó a ser historia para esos intrépidos hombres y mujeres que dejan todo en el agua braceando, trotando en el cemento y pedaleando en la ruta, en exigentes tramos de mil 900 metros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 kilómetros de trote.

MOTIVACIÓN
Meterse en la mente de un triatleta, es sinónimo de sufrimiento, pues entrelazan una especie de convenio con el esfuerzo, acompañado de un alto espíritu de compromiso, para soportar el exigente trabajo de preparación para llevar al cuerpo al límite.
Los consagrados que llegan a Pucón, como el recordado Cristian Bustos que popularizó la prueba internacionalmente, hoy la campeona Bárbara Riveros que suma su sexta corona, que inscribió por primera vez en 2015. Y el español Antonio Benito López quien viene de conquistar el Ironman 70.3 en la zona lacustre de La Araucanía, al ganar con un tiempo de 3 horas y 50 minutos.

CARRERA MÁS LINDA
Al conocer el corazón de esta exigente prueba, conocida como la “Carrera más linda del mundo”, por lo hermoso de sus parajes, y por el aliento en casi todo el trayecto de la gente que se aglutina a convivir con los triatletas, esas largas horas de competencia que se inician con la chicharra a las 7:00 horas y que termina en esa alfombra con el arco del triunfo cuando cruza el último atleta, para cerrar el espectáculo después de seis a siete horas.

CURICANOS
Diario La Prensa contactó a varios deportistas curicanos que fueron protagonistas de esta prueba, que exige para estar allí estar dotado de una excelente condición física para nadar, trotar y pedalear.
“Día por medio viajaba a San Fernando, saliendo de mi casa a las 5:15 horas y nadar una hora para estar después en el trabajo a las 8:00. Te cuento esto porque en Curicó hace falta una piscina temperada para muchos deportistas, que  no tenemos nada cerca y en condiciones para treparse cualquier disciplina relacionada con agua. Me preparé todo un año para ir a esta competencia”, subrayó Francisco Bordachar.
“Es la mejor experiencia de poder medir tus capacidades, son tus propias experiencias y objetivos. Mi primer objetivo era terminar la prueba.  Se cumplió, el segundo objetivo era poder bajar el tiempo del anterior 70.3 y también lo logré, bajé mi tiempo en 25 minutos aproximadamente de mi última triatlón en Pucón el que fue hace ya 11 años. Por lo tanto, estoy muy satisfecho por mi logro cumplido. Esto se lo debo a toda mi familia en especial a Karime, mi señora, por estar en la carrera dándome mis tiempos por vuelta y por cada etapa. También a mis amigos de este deporte al igual que a mis entrenadores, natación, bicicleta, y preparador físico, ya que en nado anduve muy bien y tranquilo al salir estaba octavo, después en la bicicleta mejor y quedé quinto en el trote que no es mi fuerte terminé 19 de 38 competidores. También me preparé en natación con el Club Tiburones” de Curicó”, acotó Bordachar.

TEAM TRIQ
“Muy buena participación por parte del team TriQ de Curicó. Este año se presentaron con dos debutantes que cruzaron la meta felices del logro obtenido: Catalina Lira, Carlos Martínez, Jorge Rojas, Hugo Ojeda, Christian Zambrano y Ricardo Fuente. La natación es lo más difícil ya que en Curicó no hay piscina temperada para nadar en invierno, pero desde noviembre en adelante nos prestaron la piscina del estadio La Granja con la cual algo pudimos hacer. Logramos tiempos dentro de lo estimado y resultados esperados”, dijo Jorge Rojas.

TIBURÓN SOTO
Gerardo “Tiburón” Soto fue otro de los participantes que contó su experiencia: “Fue mi primer Ironman 70.3 y lo terminé y disfruté, bonita experiencia, así que iremos el próximo año a mejorar los tiempos en especial el trote que es lo más difícil para mí, hace poco más de un año me fracturé la rótula y la recuperación fue muy lenta, recién ahora en diciembre pude subir el cerro Condell. Esta es una carrera muy personal, cada uno tiene sus desafíos con rivales físicos y mentales”, concluyó.