Presidenta de la junta de vecinos de Villa Rauquén: “No queremos ser una zona de sacrificio, queremos seguir siendo un sector residencial”

0
852

Luz Rocuant. En conversación con diario La Prensa, la dirigenta vecinal manifestó su preocupación ante las modificaciones que se pretenden ejecutar en el Plan Regulador de la comuna, cambios que afectarían “la calidad de vida” de quienes residen en tal barrio.

CURICÓ. En conversación con diario La Prensa, la presidenta de la junta de vecinos de Villa Rauquén, Luz Rocuant, manifestó su preocupación ante las modificaciones que se pretenden ejecutar en el Plan Regulador de la comuna, cambios que afectarían “la calidad de vida” de quienes residen en tal barrio, conformado por 210 casas, que data de 1959. Cabe recordar que, para ejecutar dicha labor, el municipio contrató los servicios de una empresa. 

EDIFICIOS EN ALTURA
La dirigente vecinal señaló que, según la información que maneja, respecto a la propuesta del nuevo Plan Regulador para Curicó, la Villa Rauquén habría sido dividida en tres zonas: zona residencial 2, zona corredor 1 y zona corredor 2, lo que en el papel permitiría, por ejemplo, la construcción de edificios en altura, factor que atentaría con la “esencia” de dicho sector, el que es netamente “residencial”.
“En la práctica, en la zona corredor 1 se va a permitir la construcción de edificios de hasta 12 pisos de altura y en la zona corredor 2 de edificios de hasta ocho pisos de altura. Que se pretendan construir edificios de esa altura nos va a perjudicar, sobre todo considerando que en la villa solo hay casas de máximo dos pisos”, dijo. “Además en la zona residencial 2 y la zona corredor 1 se permiten ciertos comercios molestos, como por ejemplo, discoteques, pubs, restaurant, lo cual no tiene nada que ver con un sector residencial, más aún si pronto va a comenzar a funcionar el nuevo hospital. Eso no es compatible con una zona residencial”, recalcó. 

OBSERVACIONES
En tal contexto, Rocuant indicó que como junta de vecinos participaron en todos los talleres ciudadanos relacionados al Plan Regulador, instancias donde solicitaron “que los mantuvieran como zona residencial”. A mayor abundamiento, el 29 de septiembre pasado presentaron de manera formal una serie de observaciones, entre ellas, las ya citadas.
“Como sector nos caracterizamos por tener adultos mayores, familias trabajadoras con niños. Valoramos este estilo de vida. No queremos ser una zona de sacrificio, queremos seguir siendo un sector residencial y que se respete a los vecinos. Es fácil en el papel determinar ciertas cosas para un sector, olvidándose de que allí viven personas. Nosotros somos un barrio de más de 60 años y queremos que se respete eso. Tenemos el derecho a vivir tranquilos. Si nos fuimos a vivir ahí es por algo. No queremos irnos a ninguna otra parte. Ese es nuestro sector. Por lo mismo, vamos a luchar y lo vamos a pelear”, dijo. 

CONVERSACIONES
Como junta de vecinos, Luz Rocuant señaló que además han planteado de manera personal tales inquietudes a varios miembros del concejo municipal. “Nos dijeron que aún no estaba todo listo, que había que esperar. Hemos estado conversando con distintos concejales para que entiendan nuestra postura, pensando en llegar a un acuerdo que permita mantener al sector Rauquén como residencial, con las limitaciones que estamos solicitando. Ellos, en general, han entendido lo que nosotros estamos planteando. Que queremos que se nos mantenga como zona residencial”, indicó. “En teoría nos van a responder las observaciones, si se acogen o no. El 28 de octubre, el concejo municipal es quien va a decidir si aprueban o no las modificaciones al Plan Regulador”, subrayó.

PESIMISMO
Por último, la dirigente señaló que muchos vecinos se han mostrado más bien “pesimistas” con lo que podría ocurrir, ya que sienten que “detrás de tal postura, habrían una serie de intereses de por medio”.
A su juicio, por sus actuales condiciones, la zona céntrica es el lugar más idóneo para construir edificios de las citadas características, sobre todo considerando que “hay muchos lugares que han quedado como sitios eriazos”, que, de un tiempo a esta parte, “más bien están siendo utilizados como estacionamientos”.