En libertad cumplirá su pena el sacerdote que fue declarado culpable de abuso sexual

0
1232
Una pena de libertad vigilada intensiva será la que deberá cumplir el sacerdote que fue condenado como autor del delito de abuso sexual. La víctima era un menor de edad.

Sentencia. Entre las penas anexas está la inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; la sujeción a la vigilancia de la autoridad durante los 10 años siguientes a que termine de cumplir la condena, entre otras.

TALCA. En libertad cumplirá su pena el sacerdote que fue declarado culpable del delito de abuso sexual, donde la víctima corresponde a un menor que, a la fecha de los hechos, tenía 12 años de edad. Si bien en su momento la Fiscalía solicitó que el religioso pudiera cumplir una pena de 10 años y un día de presidio mayor en su grado medio, en definitiva, el Tribunal Oral en lo Penal de Talca estableció una sanción de cuatro años de presidio menor en su grado máximo, lo cual “lo exime” de tener que cumplirla en una cárcel. De todos modos, durante dicho tiempo, deberá permanecer bajo control del Centro de Reinserción Social de Gendarmería en Talca.

PENAS ANEXAS
La sentencia viene de la mano con algunas penas anexas: la inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; la sujeción a la vigilancia de la autoridad durante los 10 años siguientes a que termine de cumplir la condena, para lo cual, deberá informar obligatoriamente su domicilio a Carabineros cada tres meses; la inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos, empleos, oficios o profesiones en ámbitos educacionales o que involucren relación directa con menores de edad; la prohibición de comunicarse con la víctima y someterse a un programa psicológico formativo de educación en el área sexual, entre otras. Cabe recordar que el citado delito habría sido perpetrado por el religioso entre los años 2014 y 2015, en el contexto de su labor en la Iglesia Católica en la ciudad de Talca.

PLAZO
Tras la lectura de la sentencia, la defensa del imputado tiene un plazo de 10 días para presentar un recurso de nulidad y pedir que se lleve a cabo un nuevo juicio. Según las causales legales, el caso puede derivar en manos de la Corte Suprema o la Corte de Apelaciones de Talca.
A petición de las defensas, los jueces prohibieron a los medios de comunicación difundir el nombre del condenado, esto a pesar de que el tribunal fue advertido de que el nombre del ahora sentenciado “ya había sido dado a conocer”, incluso a través de comunicados emitidos desde la propia Iglesia Católica.