Interponen querella por presunta negligencia médica en el Cesfam de Sagrada Familia

0
1610

Hecho registrado en mayo pasado. Viuda de la víctima acusa falta de atención que habría provocado desenlace fatal.

CURICÓ/SAGRADA FAMILIA. En el Tribunal de Garantía de esta ciudad fue interpuesta la acción legal por el abogado querellante Marcelo Barrios Orellana, quien representa a la esposa de Javier Ignacio Ramírez Mejías, quien perdió la vida en el Centro de Salud Familiar de Sagrada Familia, el 22 de mayo pasado.
En la querella se indica que ese día, cerca de las 8:30 horas, el paciente llegó solicitando atención médica ya que se encontraba con fiebre. “En dicho lugar, no se le permitió el ingreso, ni se le dio ningún tipo de atención médica correspondiente, indicándosele que debía volver a las 10:00 horas, horario en el cual llega el médico de turno y solo a esa hora le podrían tomar el PCR, indicándosele, además, que tomara dos paracetamol de 500 mg. Posteriormente, a eso de las 14.00 horas, falleció”.
Para el abogado de la víctima, ese hecho sería constitutivo de un cuasidelito de negligencia médica previsto en el artículo 491 y sancionado en el artículo 490 ambos del Código Penal, en donde quienes resulten responsables podrían tener participación en calidad de autores. 

DILIGENCIAS
En contacto con diario La Prensa, Marcelo Barrios Orellana puntualizó que la querella va dirigida contra todos quienes resulten responsables y solicitó varias diligencias para esclarecer el lamentable hecho fatal.
“Entre las principales es que se nos remita copia del sumario, que es secreto. Pedimos a la Fiscalía que pida al administrador municipal o a quién corresponda que entregue el resultado de ese sumario administrativo”, acotó.
El profesional agregó que solicitaron también “el calendario de turnos o las personas que estaban o deberían haber estado trabajando ese día 22 de mayo. Ello para poder determinar si eventualmente hay otros responsables, dado que hasta el momento lo que consta en la carpeta es que solamente habría habido un funcionario, que sería quien habría atendido a la víctima”.
El abogado querellante sostuvo que el Ministerio Público ha avanzado bastante en la causa, pues se le tomó declaración a la viuda, al paramédico que atendió a la víctima y a otra funcionaria del recinto de salud.
“Para nosotros es súper importante el resultado del sumario porque estamos analizando las posibilidades de iniciar otras acciones de carácter civil indemnizatorias para que la esposa de la víctima obtenga de alguna forma una reparación económica por los perjuicios económicos, morales y emocionales causados por la pérdida de su esposo, una persona joven, con quien tenía tres años de matrimonio y toda una vida por delante”, aseveró.