Dura condena para autores de violentos ajustes de cuentas en la comuna de Parral

0
416
En el tribunal se acreditaron varios ilícitos.

Contexto. Los imputados fueron acusados de crímenes frustrados, donde varias de sus víctimas resultaron heridas.

CAUQUENES. En un fallo unánime, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Cauquenes condenó a Luis Alejandro López Gutiérrez a la pena única de 20 años de presidio efectivo, como autor de cuatro delitos frustrados de homicidio y cuatro delitos consumados de porte ilegal de arma de fuego, hechos registrados entre junio y agosto de 2019, en Parral.

Además, fue condenado Camilo Alejandro Cabrera Bravo a la pena única de 17 años y 183 días de presidio por dos delitos frustrados de homicidio simple, dos delitos consumados de porte ilegal de arma de fuego y tenencia ilegal de arma prohibida y municiones, ocurridos en agosto de 2019.

Otro imputado es Manuel Patricio Hernández Ceroni, quien deberá pasar tras las rejas 16 años como autor de tres delitos de homicidio frustrado y tres delitos de porte ilegal de arma de fuego, cometidos entre junio y agosto del mismo año.

En tanto, David Antonio Martínez Vásquez deberá purgar las penas de seis años y tres años y un día de presidio por un delito frustrado de homicidio y otro consumado de porte ilegal de arma de fuego, perpetrados en julio de 2019.

JOVEN IMPUTADO

Finalmente, un adolescente, identificado con las iniciales A.A.Y.N., fue sancionado con la pena mixta de 837 días de internación en régimen cerrado con programa de reinserción social, más 800 días de libertad asistida especial, como autor de un delito frustrado de homicidio simple y un delito consumado de porte ilegal de armas de fuego, cometidos en junio de 2019.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados adultos para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó el decomiso de las armas y municiones incautadas.

Hay que hacer notar que la banda actuaba violentamente, intimidando y usando sus armas de fuego. De hecho, en varios ataques las víctimas resultaron heridas a bala, pero afortunadamente no hubo fallecidos.