El día más corto y la noche más larga del año se vivirán mañana

0
344
“Pasado el solsticio, las noches comenzarán a acortarse, con más horas de luz solar y la puesta de Sol será cada vez más en dirección suroeste”, explicó Gustavo Orellana.

Astrofísico explica implicancias del solsticio de junio. Gustavo Orellana, científico del Instituto de Investigación Interdisciplinaria de la Universidad de Talca, comentó que, luego de ese día, las noches comenzarán a acortarse y la puesta de Sol será cada vez más en dirección suroeste. 

TALCA. Mañana martes 21 de junio, exactamente a las 5:13 horas, se dará inicio al invierno en nuestro hemisferio.
Ese día la Tierra vivirá el solsticio de junio, una de las cuatro fechas que marcan el comienzo de las estaciones del año. En este caso, en el Hemisferio Sur, el invierno, mientras que en el Hemisferio Norte es el inicio del verano.
Para entender este fenómeno, el astrofísico del Instituto de Investigación Interdisciplinaria de la Universidad de Talca, Gustavo Orellana, precisó que, en términos prácticos, “en esa jornada se observará en nuestro hemisferio, el día más corto, y por lo tanto, la noche más larga del año”.
“Para los más observadores, el movimiento aparente del Sol -visto desde la Tierra- exhibirá su elevación máxima más pequeña del año, es decir, la altura máxima respecto del horizonte será la menor del año. Además, la puesta del Sol ocurrirá en su posición más noroeste del año. Pasado el solsticio, las noches comenzarán a acortarse, con más horas de luz solar y la puesta de Sol será cada vez más en dirección suroeste”, explicó. 

MOVIMIENTOS
El especialista, recordó que este fenómeno se debe a los dos principales movimientos que tiene la Tierra, el primero es el de Rotación, el cual consiste en el giro de nuestro planeta sobre sí mismo, que da origen al día y la noche; y el segundo movimiento, el de Traslación, que corresponde al que efectúa la Tierra en torno al Sol y que marca la duración de los años.
“La relación de estos dos movimientos con la ocurrencia de las estaciones del año, se debe a que los ejes de Rotación y de Traslación de la Tierra, tienen una inclinación aproximada de 23,4 grados. Esto significa que, durante la mitad del año, un hemisferio recibirá mayor cantidad de luz que el otro, para luego intercambiarse en la segunda mitad del año”, expresó.  

PUNTOS
Orellana agregó que, durante el movimiento anual, existen dos puntos a lo largo de la traslación de la Tierra en donde los rayos del Sol llegan de forma máxima o mínima, a estos se les denomina solsticios, que dan inicio al invierno y verano. Mientras que existen otros dos puntos donde los hemisferios pasan de una menor radiación a una mayor, que son llamados equinoccios, que es cuando comienzan la primavera y el otoño.