Detienen a dos jóvenes por crimen de excarabinero

0
701
Producto de las lesiones que recibió con un objeto cortante, el excarabinero falleció en plena vía pública (imagen de Carlos Herrera Urrutia).

A la justicia. Hecho ocurrió la madrugada del sábado, a metros del óvalo de la Alameda de Curicó. PDI señaló que corresponden a personas de nacionalidad extranjera (un colombiano y un venezolano), quienes ingresaron a nuestro país “de manera irregular”. Junto con ello se informó de otro sujeto (un venezolano) que también estaría involucrado en el homicidio, que por ahora está en calidad de “prófugo”.

CURICÓ. La Policía de Investigaciones (PDI) de Curicó dio a conocer la detención de dos personas por el crimen del excarabinero Gabriel Aldo Gallegos Fernández, hecho que ocurrió la madrugada del sábado recién pasado, en plena vía pública, a metros del óvalo de la Alameda Manso de Velasco.
Según lo manifestado esta mañana por el jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI curicana, Juan Reyes, gracias a la evidencia “que se pudo levantar” en el sitio del suceso, sumado a los antecedentes proporcionados por testigos presenciales, se logró establecer que al menos tres personas estarían involucradas en el crimen, todos de nacionalidad extranjera, quienes ingresaron a nuestro país “de manera irregular”, ya que lo hicieron “por pasos fronterizos no habilitados”. Dos de ellos, fueron detenidos ayer domingo por la tarde, por lo que esta mañana fueron puestos a disposición de la justicia. Corresponden a dos jóvenes (un colombiano y un venezolano), ambos de 24 años. Además se logró recuperar el teléfono celular del excarabinero, que precisamente había sido sustraído por uno de los ahora detenidos. Respecto a la persona que aún se mantiene en calidad de prófugo, se indicó que corresponde a un sujeto de 31 años, también de nacionalidad venezolana. Se están llevando a cabo diligencias a fin de dar con su paradero y concretar su captura.

OBJETO CORTANTE
A eso de las cuatro de la madrugada, la víctima transitaba en su camioneta. Al descender de ella, fue abordado por los autores del crimen, recibiendo en primera instancia golpes “de puño y pie”. Tras ello, con un objeto cortante, le propinaron heridas “de tal gravedad” que a la larga le costarían la vida, en el propio lugar.