Dirección Provincial de Educación trabaja en prevención de violencia

0
233

“Sistema social agresivo”. La pandemia ha sido, sin duda, un factor que ha contribuido a esta situación.

CURICÓ. La necesidad de trabajar en la prevención de hechos de violencia en los colegios particulares subvencionados y municipales planteó el director provincial de Educación, Rodrigo Castro, quien destacó la realización de jornadas de convivencia en estos.

Estas iniciativas forman parte de la Mesa de Convivencia Escolar que se conformó  a nivel regional.

“La idea es conversar los distintos aspectos normativos que quedan fuera de la ley y además entregarles una señal a los colegios particulares subvencionados de que el colegio está presente”, precisó Castro; quien añadió que es importante que los establecimientos puedan relatar su experiencia en materia de convivencia.

Además el directivo informó que se están programando jornadas con los consejos escolares.  El objetivo es conocer la opinión de los apoderados respecto a la temática de convivencia escolar.

También se están programando jornadas de convivencia con los colegios municipales de la provincia de Curicó.

“Suscribimos un compromiso con los alcaldes de la provincia y jefes DAEM respecto a diversos puntos relacionados con la temática de seguridad en los colegios”, enfatizó.

ESQUEMAS VIOLENTOS

En tanto, la sicóloga Paula Bass Martínez manifestó que el tema de la violencia en los establecimientos educacionales no es nuevo.

“Esta temática se arrastra desde hace muchos años y tiene múltiples causas. Existen varios factores que contribuyen a la generación de la violencia”, aseguró la profesional; quien manifestó además que es un síntoma de un sistema social que está en proceso de cambio.

“Hay una presión en los jóvenes por descontento, desigualdad y otros aspectos. A lo que se agrega una situación de violencia que es fomentada por los medios de comunicación y redes sociales”, aseveró.

Para Bass estos esquemas violentos son replicados por los jóvenes y sus padres, quienes han ido adoptando conductas cada vez más agresivas.

“Frente a una situación violenta provocada por el joven, el padre respalda al hijo y no al educador. Esto deja en evidencia que existe un sistema agresivo que se viene gestando y reproduciendo”, añadió.

También la sicóloga mencionó a la pandemia como una de las causas que ha incidido en esta espiral de violencia.

“La crisis sanitaria provocó mucho aislamiento y encierro, una ausencia de vínculos sociales normales e irregularidad en el sistema escolar, además de muchas desadaptación a la estructura normativa”, señaló.

A su juicio, la pandemia vino a empeorar esta situación de violencia que venía en escalada.

“Por esa razón, no es fácil abordar esta problemática. En ese sentido, se requiere considerar el aspecto social, multidisciplinario y todas las aristas de las que estábamos hablando”, concluyó.