¡Cómo para no creerlo! Padres “olvidaron” a su hijo de tres meses dejándolo al interior de supermercado

0
1672

Tutores oriundos de Molina. Al tratarse de una vulneración de derechos, Carabineros dio cuenta de lo ocurrido al Juzgado de Familia de Curicó. 

CURICÓ. Eran pasadas las 18:00 horas del lunes de la presente semana, cuando al interior del supermercado Jumbo de Curicó, una clienta se percató de la presencia, en uno de sus pasillos, de un coche con un menor de edad en su interior. Lo extraño era que se encontraba “solo”, sin nadie bajo su tutela. 

Por lo mismo dio cuenta de aquello a funcionarios de dicho recinto, quienes de inmediato alertaron a personal de seguridad, lo cual dio paso a una “búsqueda” de la persona o las personas que habían trasladado al pequeño hasta dicho punto, incluyendo avisos, a través de altoparlantes, a los clientes que a esa hora circulaban por tal espacio. 

Ante la nula respuesta a los llamados, desde el supermercado tomaron contacto con Carabineros, quienes tras arribar al lugar constataron la veracidad de lo denunciado, es decir, la presencia de un menor de edad en un coche, “sin la compañía de un adulto responsable” a su cuidado. 

HECHO “INVOLUNTARIO”

“Nosotros dimos cuenta de la vulneración de derechos de este menor”, acotó sobre dicha situación a diario La Prensa, el prefecto de Carabineros de Curicó, coronel Óscar Muñoz Vásquez. 

Recién después de aproximadamente 30 minutos, dijo, llegaron dos personas quienes indicaron ser los padres del menor, de tan solo tres meses de vida. Al ser consultados, los progenitores señalaron que estando en el mencionado recinto, habrían tomado un carro, hecho que provocó que de “forma involuntaria” se les olvidara la presencia del menor. 

“Señalaron que tuvieron una situación que necesitaban resolver. Ellos tienen que responder sobre su accionar en los tribunales respectivos, en el Juzgado de Familia en este caso. Dicho tribunal será el encargado de impartir justicia en esta irresponsabilidad. No es mi ánimo hacer un juicio de valor”, dijo. 

Sobre los padres, se trata, acotó Muñoz, de personas que tienen residencia en la comuna de Molina, de 32 (padre) y 33 años (madre), respectivamente. 

Se indicó que el menor fue entregado a sus progenitores “en buenas condiciones”. Junto con ello se llevaron un espontáneo “regaño”, por parte de algunos clientes que fueron testigos del hecho.