Toxina paralizante puede provocar la muerte en 3 minutos tras consumir mariscos contaminados

0
745
Marcelo Alarcón, es académico del Departamento de Bioquímica Clínica e Inmunohematología de la Universidad de Talca.

Experto. Marcelo Alarcón, académico de la Universidad de Talca, advierte que es difícil detectar productos afectados por microalga que genera el fenómeno.

TALCA. Autoridades han intensificado las fiscalizaciones de productos del mar, a propósito de la proximidad de Semana Santa, tras conocerse que personas han fallecido y en otros casos resultaron graves, luego de consumir mariscos contaminados con marea roja en el sur del país.
Este es un fenómeno producido por algas microscópicas que, cuando se dan las condiciones, por ejemplo, de humedad, nutrientes, temperatura del agua y el sol, comienzan a crecer excesivamente. Se les conoce con ese nombre, porque desde la antigüedad los marineros lo asociaban a una especie de llamarada y crearon el concepto de marea roja.
“En resumen, es el crecimiento exacerbado de un alga microscópica (…) En el mar, así como en la vida, la comida no es abundante y ante eso, las algas empiezan a secretar una toxina para alejar a los peces y todo lo que pueda afectar su alimento en ese momento y ahí aparece el problema. Los moluscos bivalvos (almejas, choritos, ostiones, machas, entre otros) tienen un alto poder de filtración del agua, de hecho, hay algunos que logran filtrar siete litros en una hora. Entonces, tenemos la toxina que está circulando y estos moluscos actúan como una aspiradora y succionan el agua y la toxina queda en su cuerpo y para los humanos es altamente agresivo”, explica Marcelo Alarcón, académico del Departamento de Bioquímica Clínica e Inmunohematología de la Universidad de Talca.

DIFÍCIL DIFERENCIAR
Alarcón explica que resulta difícil diferenciar si un molusco está o no contaminado con marea roja, porque no hay cambios de color, olor, o sabor. Eso, solo se puede saber en un laboratorio certificado para detección de la toxina.
“Esa toxina es muy resistente, por tanto, si aún cuando el molusco lo cocinamos a altas temperaturas, no le pasa nada. Lo que se está haciendo es que los mariscos que están contaminados, el ser humano los ingiere y puede traer complicaciones para la salud”, dijo.
El académico sostiene que han sido encontrados tres tipos de toxinas de “marea roja”. La menos mencionada o conocida, que es aquella que produce amnesia; la otra, que genera cuadros diarreicos profundos. En este caso, si la persona no logra hidratarse bien, puede llegar, incluso, a la muerte. “La última, es la toxina paralizante, la más peligrosa de todas; hay antecedentes que señalan que actúa a los tres minutos de haber ingerido algún molusco contaminado y las personas afectadas, primero, sienten como un leve hormigueo en la boca, se les adormece y en pocos segundos sienten un efecto paralizante, se detienen los músculos respiratorios y, por lo tanto, fallecen”.

Esta última toxina, la más peligrosa, ¿es la predominante en Chile?
“En general son estas tres, pero (la última) es de la que se tienen más reportes, porque con la cual (una persona) puede morir, es la (toxina) paralizante. Me imagino que quienes consumen algún marisco y que tienen un cuadro diarreico, pueden asociarlo a una gastroenteritis normal y no llegan a los hospitales, pero sí es más alarmante lo que tiene que ver con la toxina paralizante porque produce, a los tres minutos, con este cuadro respiratorio y, finalmente, conlleva a la muerte”.
Marcelo Alarcón, ante este escenario, estima que cuando las personas concurren a la zona costera, no deben consumir productos en lugares no certificados.

¿La marea roja se puede dar en cualquier parte del litoral chileno o en una zona en específico?
“En lugares, como le llaman algunos, donde exista la tormenta perfecta, esto es, aumento de nutrientes, temperatura del agua y la producción de las algas; entonces, eso se podría producir en cualquier lugar. En Chile, hemos tenido reportes en el norte, zona central, pero geográficamente y ahí hay algunos aspectos que señalan que, por efectos de los fiordos del sur, son como microzonas donde más probablemente aumente la marea roja. En el país, es más frecuente hacia la zona de Magallanes, Aysén, Los Lagos e incluso en Chiloé”. 

¿En cualquier momento se puede activar la toxina de marea roja?

“Lo que más hay que tener presente es cuándo prolifera y eso ocurre con el aumento de la luz, la temperatura, alimento y eso puede pasar todo el año, pero es mucho más frecuente en primavera y verano; en invierno, es muy reducida la probabilidad, porque las aguas están muy frías”.

¿Qué es lo mínimo que deben hacer las personas para evitar contraer marea roja?
“Como decíamos, es imposible detectar los mariscos contaminados y, por eso, en general, las autoridades llaman a consumir mariscos solo en lugares autorizados porque, de alguna manera, el Servicio de Salud ha tomado muestras de esos mariscos, los ha analizado en laboratorios y, por tanto, ha determinado que no tienen ninguna toxina”.

La advertencia es clara: resulta difícil diferenciar si un molusco está o no contaminado con marea roja, porque no hay cambios de color, olor, o sabor.