Cifras de inflación hacen caer niveles de confianza de consumidores en el Maule

0
822

Análisis. Último Índice de Percepción del Consumidor, arrojó caída de levemente optimista a levemente pesimista.

TALCA. Un descenso de “levemente optimista” a “levemente pesimista”, evidenció el último Índice de Percepción del Consumidor del Maule, elaborado por la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile.

El informe indicó que la confianza en la actualidad (índice coyuntural) retrocedió un nivel desde “muy optimista” hasta “moderadamente optimista” y que la confianza en el futuro, (índice de expectativas) retrocedió un nivel desde “levemente pesimista” hasta “moderadamente pesimista”.

Para el primer índice, el estudio sostuvo que las percepciones que lo componen mostraron similar comportamiento, es decir, a la baja. En este caso, Situación Económica Actual redujo el optimismo desde “muy optimista” hasta “moderadamente optimista” y Desempleo Actual retrocedió dos niveles desde “muy optimista” hasta “moderadamente optimista”.

En tanto, para el índice de expectativas, esto la confianza en el futuro, el estudio indicó dentro de sus percepciones que Situación Económica Futura, retrocedió dos niveles desde “neutral” hasta “moderadamente pesimista”, Desempleo Futuro redujo la confianza desde “levemente pesimista” hasta “moderadamente pesimista”, mientras que Ingreso Futuro lo hizo desde “moderadamente pesimista” hasta “muy pesimista”.

CONFIANZA

La vicedecana de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile, Jennifer Rivera, explicó que, en materia de confianza, en la actualidad se observa un retroceso, pero que esa baja es más notoria en la confianza en el futuro “y ahí cabe señalar que, respecto de la situación económica futura, las expectativas se hacen menos favorables, lo mismo que ocurre en materia de desempleo futuro, que retrocedió desde levemente pesimista hasta moderadamente pesimista. En cuanto a lo que es el ingreso futuro, también se observa una caída, desde moderadamente pesimista hasta muy pesimista”, aseguró.

La académica explicó que las razones que podrían estar incidiendo en esta caída de la confianza, pueden estar muy alineadas y en sintonía con lo que también están percibiendo los empresarios, basado en las proyecciones que se hacen para la economía nacional y el desempeño de ella para el año 2022. “Se han ajustado a la baja las proyecciones de crecimiento para nuestra economía y, además, en el caso de los consumidores, la cifra de inflación ha golpeado directamente sus posibilidades de consumo y, obviamente, el presupuesto familiar”.