Liga chilena contra la epilepsia Inauguró nueva sede en Curicó

0
1725

Ventajas. Nuevo recinto es más amplio y cómodo para albergar a pacientes y profesionales de la entidad.

CURICÓ. En una solemne ceremonia, se realizó el tradicional corte de cinta de las nuevas dependencias que están ubicadas a la altura del 545 de calle Chacabuco, en el sector céntrico de la ciudad, y que fueron bendecidas por el padre Pablo Gajardo.

La ceremonia la encabezó el presidente de la Liga Chilena contra la Epilepsia, Alejandro de Marinis, quien resaltó las características del recinto. 

“Ha significado un gran esfuerzo, sobre todo en tiempos de pandemia, y el propósito es que esta nueva liga sirva para potenciar aún más el servicio a la comunidad, tanto a través de facilitar el acceso a fármacos, no solo para la epilepsia, sino que para todo tipo de enfermedades a personas que tienen dificultades para adquirirlos”, acotó.

Agregó que a través de la compra de remedios, están ayudando a la entidad. “Tenemos un servicio social que permite apoyar a las pacientes con epilepsia y evaluar sus necesidades para poder cubrir total o parcialmente su tratamiento durante el tiempo que lo necesiten”.

Alejandro de Marinis señaló que las nuevas dependencias mejorarán el servicio, pues hay espacios que están dirigidos a apoyar a las personas con epilepsia para realizar diversas actividades que permitan cuidar no solo la salud física, sino que también sicológica y los aspectos sociales relacionados con la enfermedad.

PUERTAS ABIERTAS

El presidente de la Liga Chilena contra la Epilepsia precisó que los servicios están orientados a los habitantes de toda la provincia de Curicó. 

“Aquí tenemos fundamentalmente asistentes sociales y químicos farmacéuticos que son los que están colaborando en esto. Tenemos un equipo en torno a seis personas que trabajan acá directamente, pero organizamos actividades en que nos apoyamos en la liga con profesionales que pueden venir a colaborar en forma presente o a distancia a través de los métodos que lo permiten”, añadió.

Sobre la farmacia, hizo un llamado a toda la población a cotizar sus productos. “Está para el servicio de toda la comunidad, hacemos el mejor esfuerzo para tener medicamentos que muchas veces no están en otras farmacias y nosotros tratamos de tener un stock más grande para que eso no ocurra y haya continuidad en el tratamiento”, destacó.

MEJORES ESPACIOS

En tanto, la presidenta del voluntariado de la organización en la sede Curicó, María Antonieta Massa, sostuvo que en el nuevo recinto hay salas más amplias y cómodas para todos.

“Para poder hacer un mejor trabajo con todos nuestros pacientes y cuidadores, para desarrollar talleres, cosa que antes no teníamos porque los espacios eran demasiado pequeños”, contó.

También la funcionaria resaltó el papel que juega la farmacia en la institución. “No solamente vende medicamentos antiepilépticos, sino que de toda índole. Es una farmacia abierta al público de lunes a sábado y donde cualquier persona puede comprar medicamentos”, apuntó. 

María Antonieta Massa recordó que la sede Curicó de la Liga Chilena contra la Epilepsia funciona en la ciudad desde el 3 de noviembre de 1995 y ahora en un nuevo inmueble.

“Hemos tenido varias casas, teníamos una bastante grande en Prat que se nos cayó desgraciadamente para el 27F, pero ahora ésto es ya algo propio y así pensamos seguir desarrollando todo nuestro trabajo”, manifestó.