Gobernadores regionales hicieron un llamado a recuperar “la paz social”

0
289

Preocupación. “No podemos dejar que las acciones violentas sean más fuertes que los sentimientos de paz, seguridad y bienestar social”, recalcaron. 

SANTIAGO. Los gobernadores regionales de todo Chile hicieron un llamado a recuperar “la paz social” del país, en medio de diversos hechos de violencia, tanto dentro como fuera de los colegios, en los barrios y en los espacios públicos.
En una carta firmada por los 16 gobernadores (incluyendo a Cristina Bravo en representación del Maule), las autoridades alertaron sobre la “extensión de la cultura de la violencia en las distintas áreas del quehacer humano en nuestro país”.
“Como representantes de la ciudadanía de las 16 regiones de Chile, vemos a diario la manera en que niños, niñas, jóvenes, adultos, personas mayores y familias completas se ven expuestas a acciones que ponen en riesgo su integridad, muchas veces en la más absoluta indefensión y desprotección de parte de la autoridad”, advirtieron.
En ese sentido remarcaron que “ningún acto de violencia es aceptable, justificable o excusable. Condenamos, sin matiz, la violencia en todas sus formas”.  

RESCATE
Junto con rechazar la violencia, los gobernadores abogaron por el “rescate de lo público, el resguardo mutuo, la responsabilidad frente al otro y la recuperación del diálogo como único mecanismo de entendimiento. El cuidarnos, respetarnos y escucharnos en cada uno de los espacios donde nos encontremos, propone un camino posible para recuperar la paz social que hoy vemos extraviada”.
Así también, añade la misiva que,  “para avanzar decididamente en justicia, exigimos poner fin a la impunidad de quienes promueven la violencia y actúan amparados en ella. Requerimos que, con inmediatez, las autoridades nacionales den las señales correctas hacia quienes más necesitan de las instituciones del Estado”.
F
inalmente advierten que Chile está viviendo “una crisis humana, donde las bases de nuestro sistema democrático se encuentran en riesgo. No podemos dejar que las acciones violentas sean más fuertes que los sentimientos de paz, seguridad y bienestar social”.