Región del Maule registró 115 casos confirmados de TBC durante el 2021

0
1297

Mortalidad. Es de 0.8 por 100 mil habitantes en el territorio, en tanto a nivel nacional es de 0.9 por 100 mil habitantes (año 2020). 

TALCA. Durante el año pasado, el Maule registró 115 casos confirmados de Tuberculosis (TBC)  y en lo que va del 2022, ya han sido diagnosticados 22 pacientes con la patología infecciosa. 

Del total de infectados en el 2021, seis coexistían con el VIH. En ese mismo periodo, hubo tres casos pediátricos y, a esta fecha, ya se han registrado dos menores con TBC.  

En cuanto a la mortalidad es de 0.8 por 100 mil habitantes en la Región del Maule; a nivel nacional, es de 0.9 por 100 mil habitantes (año 2020). 

Cada 24 de marzo se conmemora el Día Mundial contra la Tuberculosis, una enfermedad que lejos de estar erradicada, está presente aún en nuestra sociedad. Es por ello que el especialista broncopulmonar del Hospital Regional de Talca, Dr. Sergio Jaime, entregó algunos antecedentes que permiten conocer un poco más de esta patología, detectarla a tiempo y recibir el tratamiento correspondiente. 

Según explicó el Dr. Jaime, la TBC se trata de una enfermedad bacteriana infecciosa, potencialmente grave, que afecta sobre todo a los pulmones.

“La Tuberculosis es una enfermedad infecciosa, cuya mayor expresión es el compromiso pulmonar, pero también puede afectar a otros órganos: los ganglios y los riñones, por ejemplo. Pero lo que más importancia tiene es el pulmón, porque de hecho es el foco de contagio y que la hace una enfermedad transmisible”, indicó el médico. 

La bacteria que ocasiona la enfermedad se propaga cuando una persona infectada tose. La mayoría no tiene síntomas, pero cuando éstos se presentan, generalmente incluyen: tos (algunas veces con sangre), pérdida de peso, sudores nocturnos y fiebre.

“Todos tenemos contacto con el Bacilo de Koch, que es el agente causal, pero en algunas situaciones de inmunodepresión, es la enfermedad que se desarrolla. El bacilo se aprovecha de esta baja de defensas para poder expresarse, por lo tanto, pacientes que viven con VIH, diabéticos avanzados, oncológicos, inmunodeprimidos por medicamentos, todo lo que son enfermedades autoinmunes, personas en situación de calle, que padecen alcoholismo, pacientes con cirugías grandes, todo eso provoca un riesgo de que el bacilo pueda desarrollarse”, sostuvo el Dr. Jaime.

LETALIDAD

El especialista explicó que la letalidad “no es muy alta.  El tratamiento existe hace muchos años, es efectivo, se trata de una enfermedad curable cuando se diagnostica a tiempo y el paciente se mejora. El mal desenlace tiene que ver con situaciones muy adversas, sobre todo de la esfera social, pacientes que no son muy adherentes a los tratamientos, donde hay que buscar las diferentes vías para que concurran hacerse el tratamiento u otras condiciones médicas preexistentes que hacen que tenga mal pronóstico”, añadió el profesional. 

La TBC pulmonar tiene dos fases, una pre-respiratoria, que se manifiesta a través de un cuadro de baja de peso principalmente. 

“En el fondo el paciente empieza a consumir sus propias calorías, sus defensas y se ve una especie de fatiga, un malestar general, sudoración persistente, hasta que el bacilo empieza ya a manifestar los síntomas propios de la enfermedad respiratoria, y está la tos, que es la que manda y la dificultad respiratoria progresiva”, indicó el Dr. Sergio Jaime. 

Ante el síntoma respiratorio de 15 días con tos, se recomienda baciloscopía. Para ello puede concurrir a la atención primaria de salud.

“De hecho el término Tratamiento Directa-mente Observado (DOT), el cual debe tratarse en presencia del personal de salud, está diseñado para la atención primaria. Es el paciente que va al consultorio, se toma los fármacos correspondientes, y se hace el seguimiento por parte del personal”, afirmó el médico. 

Cuando un paciente se complica o existe una evolución irregular con la bacteriología, es derivado al hospital. 

Por último, el médico broncopulmonar recalcó que “esta enfermedad existe, es curable, tratable y hay que detectarlo, pasa que el Covid-19 ha desplazado todas estas patologías en el índice de sospecha. Entonces, por dos años hemos estado pensando en Covid-19, pero la TBC está”.