Amigos y familiares recordaron a ciclista fallecida en Curicó

0
515

Leslie Díaz Fierro. Gran cantidad de personas participó en la ciclo romería, que comenzó en la población Bombero Garrido y tuvo su punto de término en lugar donde la joven perdió la vida.

CURICÓ. Durante la tarde de este sábado, familiares, amigos y dirigentes de agrupaciones de ciclistas urbanos, participaron en una ciclo romería para recordar a Leslie Díaz Fierro, quien, a sus 22 años, dejó de existir tras ser atropellada por un camión de alto tonelaje en la intersección de Balmaceda con Camilo Henríquez, una zona muy complicada para transitar.
El recorrido comenzó en la población Bombero Garrido y desde ese punto, arribaron hasta el lugar donde ocurrió la tragedia vial, la que deja de manifiesto que falta mucho para tener una convivencia tranquila entre automovilistas y ciclistas.
Los organizadores pidieron a los asistentes tomar las medidas preventivas para evitar contagios de Covid-19. En ese sentido, solicitaron el uso de mascarilla y mantener el distanciamiento físico, algo que fue respetado por la gran cantidad de personas que participó.
La muerte de Leslie Díaz fue lamentada por agrupaciones de ciclistas curicanos, quienes desde hace mucho tiempo piden más y mejores ciclovías para su seguridad. De hecho, a horas de la partida de la joven, realizaron una velatón en el sector donde ocurrió el fatal accidente que conmovió a toda la comunidad.

“NUNCA DEBIÓ OCURRIR”
Sobre este hecho, Mauricio Valderrama, vocero de las agrupación de Ciclistas Urbanos de Curicó, manifestó que la familia hizo la convocatoria para esta conmemoración todos quienes se sumaran.
“Nosotros como organización de Ciclistas Urbanos de Curicó, recogimos esta invitación y nos hicimos parte de esta actividad, acompañando en este recorrido (…) nos fuimos sumando en el camino, llegando a ser entre 30 a 40 personas. En el lugar del hecho, fuimos resguardados por personal de Carabineros. La familia llevaba globos blancos y violeta en recuerdo de esta joven madre, mujer, fallecida tristemente por la imprudencia de un camión que nunca debió estar en ese lugar; hay un decreto alcaldicio que impide que estos vehículos de alto tonelaje transiten por el centro de la ciudad en cierto horario”, aseguró Valderrama.

IMPRUDENCIA
En el lugar de encuentro, familias y amigos encendieron velas y se instaló una bicicleta blanca, recordando el hecho, para establecer el hito, “y que no se nos olvide que aquí, en este espacio de la ciudad, un circuito habitual del tránsito de ciclistas, conductores de ciclos y peatones, murió una joven mujer curicana por la imprudencia de estos vehículos de transportes que no respetan la normativa y también por la anuencia que tienen las autoridades, que no hacen cumplir la norma y exponen en la ciudad a aquellos conductores de ciclos y peatones que se desplazan por esta zonas, a estos siniestros que pueden provocar la muerte y dejan devastadas a cientos de familias en nuestra ciudad”, agregó Mauricio Valderrama.
El vocero aseguró que como organización de Ciclistas Urbanos están al pendiente del acontecer en cuanto a los siniestros viales, las muertes y daños permanentes que sufren sus conpedaleros y “hacemos el llamado a los conductores y sobre todo de automóviles de gran tonelaje que transiten por donde deben, en los horarios que deben y que siempre, siempre, conserven el metro y medio de distancia de los conductores de ciclos. Sabemos que la educación vial es una cuestión compleja que lleva tiempo, viene un cambio cultural de por medio, pero no podemos seguir exponiendo las vidas para quienes elegimos el modo de movilidad las bicicletas u otros ciclos”.