Fundación Sida Maule compromete trabajo conjunto con el Gobierno del Presidente Boric

0
440

Vocero. La agenda de VIH-SIDA trasciende los colores políticos de alcaldías y gobiernos de turno”, señaló Alberto Inzulza. 

TALCA.- La Fundación SIDA Maule dio a conocer la labor desarrollada en los primeros meses del presente año e informó que una de las principales metas durante el 2022 es poder contar con un Centro Regional de detección temprana de VIH-SIDA y otras infecciones de transmisión sexual. 

De acuerdo al vocero de la institución, Alberto Inzulza, el año pasado se realizó una intensa agenda de trabajo, gracias a la labor colaborativa con diversas entidades, como municipios, seremi de salud y sociedad civil, lo que les ayudó a avanzar en áreas importantes como el testeo, la prevención y la difusión.

Inzulza, destacó el hecho de que pudieron cumplir una labor coordinada con la seremi de Salud para poder dar respuesta a la disminución de testeos de VIH. “En ese sentido, el año pasado fuimos capaces de llevar el diagnóstico temprano, el testeo rápido, la prevención y la promoción a poblaciones de riesgo claves”.

El profesional, explicó que, además, se pudo desarrollar una importante labor al interior de las cárceles de la región, a través de consejerías para la población privada de libertad, para quienes se están reinsertando en la sociedad y con consejerías para comunidad transexual, siempre favoreciendo el contexto de inclusión, además del testeo activo. “Y no solo hablamos de VIH-Sida, sino también de otras infecciones de transmisión sexual”, agregó.

“Fuimos capaces, además, de vincularnos con ONUSIDA, el mayor representante a nivel mundial en esta agenda, para trabajar en un plan para tener una población más saludable, más informada y con profundo sentido del autocuidado y del cuidado del mundo que nos rodea”, agregó el vocero.

En relación a las proyecciones para el presente año, la Fundación espera continuar por esta misma senda, gracias a los buenos resultados. En este sentido, Inzulza informó que, durante el presente periodo estival, se han centrado en la obtención de un diagnóstico temprano, trasladándose desde los hospitales y Cesfam hacia las zonas donde existe mayor afluencia de público.

“Nosotros hemos sido bien enfáticos en señalar que nos encontramos frente a dos pandemias, una que es el Covid-19 propiamente tal y otra que es la de un retroceso en la promoción y la prevención para evitar la transmisión del VIH. Y, en ese sentido, como Fundación realizamos más de 2.000 testeos en todas las playas del litoral maulino y, además, avanzamos en la realización de testeos rápidos, gracias al trabajo coordinado entre organizaciones de la sociedad civil, entes gubernamentales, como la seremi y también alcaldías”, explicó Inzulza.

Respecto a este trabajo mancomunado, el vocero indicó que para el presente año el desafío es mantener este vínculo, “que no se da tan fácil en todas partes y que nosotros hemos podido establecer muy bien acá en el Maule”.

En relación a las proyecciones para lo que viene este año, Inzulza informó que la idea es continuar con un trabajo activo con el Gobierno. “La agenda de VIH-SIDA trasciende los colores políticos, alcaldías y gobiernos de turno y, obviamente, tenemos toda la disposición para realizar un trabajo continuo con el presidente electo Gabriel Boric. Tenemos claro que, tanto los estigmas como los prejuicios, permanecen insertos en la sociedad independiente del color político, por lo que el activismo se centra en terminar con ello”.

En otro ámbito, Izulza recalcó que van  a continuar con el trabajo internacional, ya que “se nos viene el Foro Mundial de SIDA en Canadá, donde esperamos poder presentar la experiencia de cómo, en tiempos de pandemia, las organizaciones de la sociedad civil y la Fundación fueron capaces de coordinar un trabajo activo con los municipios, la Gober-nación Regional, la seremi de Salud y el gobierno de turno, en la idea de atender a la población de riesgo clave, de bajos recursos y en ruralidad, a través de un testeo permanente y oportuno”, explicó.

“Esperamos llegar a muchas más poblaciones durante el presente año y como meta, poder instalar el primer Centro Regional de detección temprana de VIH Sida y otras infecciones de transmisión sexual, que implicaría no solo apoyo en el diagnóstico sino también en el acompañamiento certero. Además de generar un espacio para la comunidad, para que se puedan acercar de forma oportuna y continua”.