El impacto de la innovación sobre la calidad de vida de pacientes con cáncer

0
557

Comodidad, tiempos de tratamiento y precisión de los resultados. En América Latina, los tipos de cáncer más frecuentes en hombres son los de próstata (27,6%), pulmón (9,6%), colorrectal (8%) y estómago (7,1%); y en mujeres, cáncer de mama (27%), cervicales (12,3%), colorrectal (7,7%) y pulmonares (5,5%). 

El cáncer surge a partir de la producción de células desorganizadas que se duplican en cualquier parte del cuerpo y forman un tumor maligno que requiere de atención y tratamiento. El último estudio de Varian indica que en América Latina, el cáncer es la segunda causa de muerte y asegura que para el año 2020, 1.4 millones de personas murieron a causa de esta enfermedad.

De acuerdo con este mismo estudio los tipos de cáncer más comunes en hombres son los de próstata (27,6%), pulmón (9,6%), colorrectal (8%) y estómago (7,1%); y en mujeres, cáncer de mama (27%), cervicales (12,3%), colorrectal (7,7%) y pulmonares (5,5%). En adición a esto, para el año 2030, en América Latina los casos de cáncer aumentarían en un 67%.

INNOVACIÓN

Ahora bien la radioncóloga de Rede D’Or Oncología de Brasil, Lilian Faroni, indica que el sector salud ha avanzado de manera sobresaliente en las últimas décadas para atender y tratar cualquier tipo de cáncer de forma personalizada gracias a las alternativas tecnológicas que permiten impactar desde diferentes frentes sobre la calidad de vida del paciente.  

En primera instancia, los equipos de diagnóstico y procesos automatizados generan mayor comodidad dado que permiten procesos menos invasivos con el cuerpo. Esto quiere decir, que las alternativas como resonancias, exámenes de imagen molecular o radiografías aseguran procedimientos indoloros que mejoran la experiencia del paciente al reducir riesgos y miedos asociados al chequeo médico.

Sumado a esto, y dado que las alternativas tecnológicas son cada vez más sofisticadas, los tiempos de tratamientos se han acortado para la obtención de resultados en menor tiempo, que a su vez, optimizan los tiempos de recuperación del paciente.

Finalmente, la precisión que aseguran opciones como la resonancia magnética, equipos de medicina nuclear, la ecografía de alta resolución y la mamografía digital, no solo aseguran un diagnóstico acertado sino que permiten llevar a cabo de manera eficiente todas las etapas de seguimiento que requiera el paciente y que muestran la evolución o retos del caso. Cabe destacar que los equipos de radioterapia también cuentan con precisión en una escala submilimétrica, lo que permite un tratamiento localizado con mayor dosis por sesión en el tumor y menor toxicidad para los órganos sanos. 

DIAGNÓSTICO

En función de esto, Fabio Keller, director de Enfermedades Oncológicas para Siemens Healthineers Latinoamérica, comenta que “el manejo del paciente oncológico es fundamental en cada etapa y su camino médico debe empezar por un diagnóstico precoz, con el fin de definir un tratamiento adecuado que le permita retomar su vida después de ganar la batalla. Es muy gratificante ver cómo la tecnología impacta en la comodidad, el tiempo de tratamiento y la precisión de los resultados. Sin duda alguna, los avances tecnológicos deben ser el norte que guíe la gestión en salud”.