Iniciativas para crear nuevas regiones no lograron “entrar” a la Convención

0
408

Tras proceso de participación ciudadana. Se trata de las propuestas para dar curso a la Región de los Vinos, además de la Región del Maule Sur. 

CURICÓ/LINARES. Las dos propuestas que buscaban que se debatiera, en la Convención Constitucional (CC), la posibilidad de crear dos nuevas regiones, considerando territorios ligados al Maule, no consiguieron los votos necesarios para que fueran deliberadas de manera directa en la citada instancia.
Cabe recordar que por medio de Iniciativas Populares de Norma (IPN), la CC permitió a los ciudadanos redactar sus propias propuestas de artículos, proceso que sumó un total de dos mil 496 iniciativas.
De tal cifra, solo 78 lograron los patrocinios necesarios (15 mil firmas provenientes de personas de al menos cuatro regiones), para poder ingresar a las distintas comisiones temáticas del aludido órgano constituyente.
La CC habilitó un sitio web como plataforma de participación ciudadana donde las personas, utilizando su clave única o el número de serie de su cédula de identidad, entregaron su patrocinio, teniendo como tope el apoyo a un total de siete propuestas.

REGIÓN DEL VINO
Ingresada por Diego Casanova, la propuesta de crear la que sería la nueva Región de los Vinos, solo sumó, mientras estuvo vigente el respectivo proceso, un total de 34 respaldos. La idea era poder unir las comunas que forman parte de las provincias de Colchagua (Región de O’Higgins) y Curicó (Región del Maule), las que hasta 1976 precisamente formaban parte de un mismo territorio administrativo.
Entre otros puntos, dicha postura se justificaba, tomando en cuenta que “la concentración del poder regional para la toma de decisiones” afecta “la priorización de acciones sociopolíticas, de proyectos locales, como también el desarrollo de su autonomía”. Se trata de una concentración que se ve representada, en el caso de la provincia de Curicó por Talca y en el caso de la provincia de Colchagua por Rancagua, respectivamente.
La iniciativa además recalcaba que las provincias de Curicó y Colchagua “tienen un desarrollo cultural, económico e identitario muy marcado”, que contrasta con el resto de las provincias del Maule. Hablamos de zonas precursoras de “rutas del vino” y de los clústers (grupo de empresas e instituciones interrelacionadas, concentradas geográficamente, que compiten en un mismo negocio) vitivinícola y agroindustrial empresarial.
“El desarrollo económico, cultural, identitario y social de las provincias de Curicó y Colchagua es altamente representativo, autovalente y geográficamente invita a la unión de dichas provincias, las cuales de por sí están desconectadas del poder gubernamental excesivo que se le entrega a Talca”, concluía el correspondiente texto.

MAULE SUR
La otra INP que tampoco logró los respaldos necesarios, de hecho, solo sumó mil 972 firmas, fue la creación de la Región del Maule Sur, propuesta que fue ingresada por Mario Meza, alcalde de Linares.
La motivación central era la misma, en este caso, desde el Maule Sur se sienten postergados a la hora de la asignación de recursos desde el nivel central, tanto regional (Talca) como nacional (Santiago). Por lo mismo, la idea plantea que las comunas de las provincias de Linares y Cauquenes se “independicen” de Talca.
“La nueva Constitución debería incluir la creación de la Región del Maule Sur con personalidad jurídica y patrimonio propio del gobierno regional sur y con tributos con clara identificación local, que nos permite el desarrollo económico social y cultural de cada habitante del Maule Sur”, indicaba el texto que venía de la mano con tal propuesta.
Junto con ello, otro antecedente entregado por el alcalde Mario Meza para justificar dicha postura, dice relación a la consulta ciudadana que se llevó a cabo en Linares en diciembre del 2019, donde más de 12 mil vecinas y vecinos expresaron su intención de crear “como región autónoma”, el territorio constituido por las comunas de las provincias de Linares y Cauquenes.